UNO A UNO

SIN INSPIRACIÓN OFENSIVA

Jaime Paredes avanza con el balón en el partido de ayer. :: fernando díaz
/
Jaime Paredes avanza con el balón en el partido de ayer. :: fernando díaz

SERGIO MORENO

Cinco goles en dos partidos de liga antes del disputado ayer en Lasesarree. Sin contar los cuatro realizados frente al Real Avilés. Pero ayer no hubo muestras de este inmenso potencial ofensivo de los riojanos puesto sobre el césped hasta ahora. Imprecisiones y poca imaginación para romper la buena defensa local, que con un hombre menos supo mantener su buena organización.

De nuevo acertado en los momentos decisivos. Seguro arriba y bien con el juego de pies para la salida del balón desde atrás. Hizo la parada del partido al sacarle un gran remate de cabeza a Rubén González, que ajustó el cuero a la cepa del poste. Miguel lo desvió a córner.

Espectacular en lo físico, serio en lo defensivo, algo menos lúcido en ataque. Inexpugnable por su banda y muy seguro en los balones largos al segundo palo o a su espalda. Buen tono en general del de Zamora.

Uno de los mejores del partido. Muy seguro al corte, con claridad de ideas para sacar el balón jugado y fantástico en el juego aéreo. El vitoriano volvió a realizar un muy buen partido. Gran pase a la espalda para un desmarque de ruptura de Rayco, que hubiera encarado al meta de no haber tropezado.

Seguro mientras estuvo sobre el terreno de juego en labores defensivas. Menos seguro a la hora de crear juego. Bien en los balones divididos. Acabó siendo sustituido y su posición la ocupó Arnedo, que según Sergio Rodríguez es más rápido en defensa y ágil para sacar el balón desde atrás.

Cada partido que pasa gana más presencia y relevancia en el equipo. Seguro en la parcela ancha, bien en la creación y mejor en la destrucción del juego ofensivo del rival, Arnedo incluso acabó el partido siendo central, demostrando su buena disposición, su gran colocación y la virtud de la velocidad para defender y la buena salida de balón. Un nuevo recurso para Sergio cuando toca ir a por los partidos.

Menos acertado que en estos tres partidos del curso. Manejó al equipo, pero le faltó tener más presencia cerca del área contraria, donde es decisivo tanto en el último pase como a la hora de definir.

Muy impreciso en los momentos definitivos. No estuvo acertado, a pesar de su mucha movilidad en busca del espacio necesario para definir el partido. La presión alta del Barakaldo no le sentó nada bien al jugador blanquirrojo, al que le costó mucho jugar siempre de espaldas a la portería contraria.

La versión menos precisa de Ñoño. Primer mal partido tras tres actuaciones de mucho mérito. Buscó ser decisivo durante la primera parte, pero fue claramente de más a menos para acabar diluido ante la rocosa defensa local, y eso que el lateral que le defendía fue expulsado a la media hora. Son, el extremo, ocupó es posición, y Ñoño no logró crear peligro.

Tiene la portería entre ceja y ceja. Siempre lo busca, aunque a veces no encuentra el remate certero. Dos de las ocasiones más claras fueron firmadas por Espina, que no precisó bien en ninguna de las dos. Tampoco estuvo muy acertado en mezclar con sus compañeros en los metros finales.

Trabajador como siempre, no tuvo ocasiones de peligro siendo el 9 del equipo. Eso sí, le hicieron un penalti que el colegiado no señaló. Jugó los 90 minutos.

Poco a poco va entrando en el equipo. Ayer estuvo algo precipitado e impreciso. Va por dentro y rompe bien a la espalda de los centrales. Gran control con el pecho para encarar al portero en un pase largo de Caneda. Lástima que se tropezó.

Es un jugador fuerte e inteligente, aunque no especialmente habilidoso en estos momentos de la temporada. Tuvo una que logró desde el esfuerzo y el empuje. Pero no precisó un buen remate.

Debut en Baracaldo del joven futbolista ex del Valencia Mestalla. Juego en la parcela ancha, en el centro del campo. Buen manejo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos