Del ilusionante liderato al adiós resignado

Del ilusionante liderato al adiós resignado

La UDL cierra su temporada en Las Gaunas (18.00) nueve meses después de abrirla en lo más alto de la tabla

José Martínez Glera
JOSÉ MARTÍNEZ GLERALogroño

Aún está fresco en la mente el recuerdo del triunfo de la UD Logroñés sobre el Vitoria. Era el primer partido en Las Gaunas de la temporada que hoy se cierra para el aficionado blanquirrojo, aunque restará un partido más. Nueve meses han pasado desde aquel 26 de agosto en el que la UDL se colocó líder del Grupo II. Había vencido en Lezama siete días antes. Hoy, 6 de mayo, el cuadro de Las Gaunas baja el telón a su novena campaña en la categoría, pues el partido que jugará en Estella en siete días no pasa de anecdótico, salvo que hoy no se logre matemáticamente la clasificación de la Copa del Rey. Consuelo, el de la Copa, que se ha convertido en un clásico, tristemente. Necesita un punto más.

«Nos motiva devolver a la afición el cariño que ha mostrado a lo largo de la temporada, tanto en casa como en los desplazamientos», decía Sergio Rodríguez el viernes. El club promedia 3.000 espectadores en esta temporada. Para unos serán muchos, para otros pocos, pero además de acudir a Las Gaunas ha dado un paso adelante en su comunión con el equipo y le ha acompañado a diferentes plazas, favorecido por la cercanía.

Deportivamente hablando, la UDL se juega la Copa del Rey. Con un punto más la logra matemáticamente, aunque gane el Tudelano en la última jornada. Entraría como quinto clasificado, salvo que supere a Gernika y Barakaldo. No alteraría el sorteo. En el torneo del KO entran los cinco primeros de cada grupo (salvo los filiales) y el vigésimo primer y vigésimo segundo equipos con mejor puntuación de los ochenta. Salva Chamorro, con molestias en el tobillo izquierdo, no podrá colaborar con su presencia. Mirar hacia el filial para completar la citación no es una novedad. Entran Guillermo Cabrera y Adri Gómez a una lista a la que vuelven Santos y Rubén Martínez.

«Ha sido un año que deja la sensación de que no era el momento. Estaba de que no. Y nosotros hemos fallado»Sergio rodríguez

El reto no conlleva simplemente ganar, sino vencer y dejar un buen recuerdo en la mente de unos aficionados que han visto como se ha escapado un año más el 'play off'. La primavera y el verano serán muy largos. Casi dos meses sin actividad sobre el césped. Demasiado tiempo. Así, que un triunfo convincente (y también en Estella) mitigaría ligeramente la decepción.

«No es lo mismo acabar con derrota que con victoria. Al menos, que las sensaciones sean buenas después de la decepción que ha supuesto no entrar entre los cuatro mejores. Es importante para todos acabar bien la temporada», admitía el técnico.

La situación de la Peña Sport es muy diferente. Vive en tensión, la que genera la pelea por la permanencia. Además, tensión de la mala, porque si fallas tiras por la borda un año de trabajo y, además, no sigues en la categoría. El cuadro de Tafalla ocupa plaza de descenso, a tres puntos de la promoción de permanencia (Izarra) y a cuatro de la salvación (Vitoria). Involuntariamente, la UDL se ha convertido en juez de la permanencia. Lo fue del 'play off', pero su sentencia le autocondenó; ahora no asume riesgos.

Más

«No lo tiene fácil, pero sí cuenta con opciones. Va a pelear hasta el final, por lo que este partido no será fácil»,aseveraba sergio Rodríguez. Y es que el fútbol es curioso. Los navarros comenzaron el ejercicio con once derrotas consecutivas y suman ocho triunfos en 37 partidos. Cuatro de ellos los han alcanzado en las cinco jornadas más recientes. Fútbol en estado puro, inexplicable.

Sin embargo, a la UDL le preocupa lo justo el futuro de la Peña Sport, que ha sido capaz de ganar en Tudela, Estella y Mieres y sumar seis puntos más a esa cuenta gracias al empate. Ha perdido en nueve ocasiones lejos del San Francisco Javier, pero llega a Las Gaunas alentado por su momento, el más dulce de la temporada, y por las estadísticas que guardan que Caudal o Lealtad se han llevado los tres puntos de la Liga. El equipo de Villaviciosa ganó el 18 de enero y con su triunfo hirió a la UDL. Parecía un rasguño, pero el tiempo ha demostrado que la herida era más profunda y que ha tenido consecuencias evidentes.

«Ha sido un año que deja la sensación de que no era el momento. Estaba de que no. Nosotros también hemos cometido errores. Nos ha pasado factura no sumar más puntos ante los equipos de la zona baja de la tabla», recuerda Sergio Rodríguez. En unas semanas será ya un pensamiento lejano; y cuando arranque la próxima temporada habrá caído en el olvido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos