Guerreros reconoce que la familia Pozzo podría «aportar mucho»

Juanjo Guerreros, vicepresidente de la UD Logroñés. :: f. díaz/
Juanjo Guerreros, vicepresidente de la UD Logroñés. :: f. díaz

El vicepresidente indica que es Revuelta quien trabaja este asunto, que a su juicio está en una situación «meramente inicial» en este momento

M.G. LOGROÑO.

Era inevitable que ayer no se hablara de la propuesta de Félix Revuelta a Gino Pozzo para que se sume al capital de la UD Logroñés con un 40% de sus títulos. Como el regente dijo, en estos momentos está «tanteando» a su amigo, propietario de Udinese y Watford, ambos en la élite del fútbol, y de los derechos de muchos jugadores, sobre todo jóvenes promesas en los que se confía como futuras estrellas.

Así Juanjo Guerreros, vicepresidente de la UD Logroñés, se refirió ayer a las palabras de Revuelta. «Siempre ha habido interés de diferentes grupos inversores por entrar en el accionariado de la UD Logroñés. En este caso concreto, es algo que lleva directamente el propietario del club, Félix Revuelta. Por ahora está en una fase meramente inicial. Es una opción que existe, como queda reflejado en sus palabras (en Diario La Rioja, ayer). Lo que tiene que quedar absolutamente claro es que él no venderá nunca el club y que siempre mantendrá la mayoría porque quiere pasear por Logroño con la cabeza alta», indicó.

Guerreros aseguró que ofertas por la adquisición del club siempre ha habido, con la misma respuesta. «Muchas veces han querido comprar el 100% de las acciones, pero todas las propuestas han sido rechazadas. Y algunas de ellas, de mucho dinero. Logroño es una plaza muy apetecible para cualquier grupo inversor que quiera entrar en España. Es una ciudad con pasado en Primera División, con buenas instalaciones, con un campo para 16.000 espectadores, capital de provincia y con una capacidad de crecimiento que no tienen otras localidades», aseveró.

Guerreros desveló que Revuelta ha descartado muchas ofertas de compra de la entidad

Ahora bien, el vicepresidente n ocultó que un acuerdo con la familia Pozzo podría ser muy rentable para la UDL. En la mente anida que llegó al Granada en el año 2009, en Segunda B y en agosto del 2011 jugaba su primer partido, de nuevo, en Primera División. «Es una conversación y una posibilidad más. Deportivamente, ese acuerdo nos podría aportar mucho. Sólo hay que ver lo que ha ocurrido en Udine, Granada o Watford, que acaba de firmar a un entrenador español, Javi Gracia. Sin embargo, en este momento la UDL no responde al perfil para que lleguen jugadores cedidos que controla la familia Pozzo. Ya se ha estudiado esta vía, pero la categoría se queda pequeña para esos futbolistas. Existe la posibilidad, porque Félix y Gino Pozzo son amigos, pero no hay que darle mayor importancia», indicó.

Y de una posibilidad, a otra, pero más inmediata, la de la llegada de más jugadores, una vez firmado a Rubén Martínez. «Hay más opciones abiertas, amén de la llegada de Rubén Martínez. Sé cuál es la línea económica que no se puede rebasar. Pueden llegar más o no, pero no vamos a fichar por fichar. Si viene un jugador es para mejorar lo existente. Hay disponibilidad económica e intención de fichar», comentó, aunque para que haya fichajes se deben producir salidas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos