Un grupo por decidir y cuatro amistosos

M.G. LOGROÑO.

En las próximas horas se conocerá la propuesta de la Comisión de Segunda B para estructurar los cuatro grupos de la categoría. La UD Logroñés quiere seguir compitiendo con los equipos vascos, que a su vez cuenta con el apoyo de los clubes navarros. Sin embargo, ayer se produjo un nuevo movimiento de intenciones y Rafa del Amo, presidente de la Federación Navarra, defenderá hoy en Madrid una Liga que a vascos, navarros y riojanos se suman asturianos (3) y Mirandés y Burgos, aunque esta idea supone romper la territorialidad de Castilla y León, algo que no es bien visto en la Federación Española, salvo que el propio club lo solicite.

Ahora bien, aún no está cerrada la lista de ochenta equipos. Ayer se conoció el ascenso de la Peña Deportiva de Ibiza en sustitución del Mallorca B, pero también se hicieron oficiales los descensos del Boiro (Galicia) y Gavá (Cataluña). Habrá que esperar a ver qué equipos les sustituyen, previo pago de 133.000 euros, aunque luego se establecen una serie de diferencias entre unas pujas y otras.

Al margen de la marcha federativa, la UD Logroñés ya tiene confirmados cuatro amistosos, la mitad de los que jugó la pasada campaña, aunque irá cerrando algún enfrentamiento más antes del comienzo de la Liga. Su primer partido lo jugará en Laguardia frente al Alavés, el 22 de julio; cuatro días después hará acto de presencia en Las Gaunas, frente al Zaragoza; el 5 de agosto se medirá al Mirandés, de nuevo en Laguardia; y el 9 de agosto viajará a Fadura para enfrentarse al Getxo. Y aún falta la relación de encuentros contra clubes riojanos.

Fotos

Vídeos