UNO A UNO

FUNDIDOS

Paredes juega el balón ante la presión de Lázaro. :: fernando díaz/
Paredes juega el balón ante la presión de Lázaro. :: fernando díaz

M. GLERA

D e una primera mitad notable a una segunda parte de suspenso. Así evolucionó la UD Logroñés ante el Tudelano. Además de acabar pidiendo la hora, los jugadores riojanos concluyeron el duelo fundidos físicamente después del esfuerzo realizado intentando recuperar el esférico.

LOS NÚMEROS

Dio el susto en el minuto tres de partido con un mal control que pudo acabar en gol, pero finalmente lo evitó sobre la misma raya. En el gol del Tudelano, el balón entra por su palo después de tocar en Santos.

Fantástico en su trabajo de cerrar el carril a Bravo. No se vio superado en ningún momento y protagonizó interesantes escarceos ofensivos. Acabó el partido lesionado.

Siempre en el sitio, lidió con Ion Vélez y le superó prácticamente siempre. Y a su labor defensiva sumó la salida del balón, alternando en corto y en largo. Eso sí, en el segundo tiempo sufrió mucho con la UDL casi atrincherada.

Bien por abajo y autoritario por arriba. Si suma una salida de balón sin complicaciones, buen central para este equipo. Como Caneda, sufrió cuando su equipo perdió el mando en el juego.

Cada día que pasa interpreta mucho mejor los tiempos del partido. Atento siempre a la recuperación del esférico y dando salida al cuero con criterio, amén de las coberturas que hace. Acabó más tirado hacia la derecha.

Pasó por momentos de duda porque no acertaba con el pase y el técnico confiaba en él para romper la adelantada defensa del Tudelano. Mejoró su rendimiento con el paso de los minutos.

Labor más silenciosa en tareas defensivas, más pegado a Arnedo, y peligroso cada vez que se acerca al área rival, como cuando apoyó a Paredes en su carrera hacia el gol.

De más a menos. Muy activo en la primera mitad, dio profundidad a su carril aprovechando la profundidad de Iñaki, lateral del Tudelano. Se diluyó con el paso de los minutos hasta acabar fundido.

Mucho trabajo, pero con menor brillantez que en otros partidos. Tuvo dos ocasiones muy claras para marcar, pero tardó demasiado en la primera y estrelló el balón en la segunda.

Mucho trabajo aéreo y también intenso en su labor para fijar a uno los centrales, Mesenguer. Eso sí, la que tuvo dentro del área acabó en gol. Muy bien.

Acabó en la banda izquierda por exigencias del guión. Trabajó como el que más, pero tuve tres decisiones erróneas. En la primera no cedió el balón a Rayco para que marcara; en las otras dos intentó regatear muy cerca del área riojana, perdió el balón y generó mucho peligro a favor del Tudelano.

Se incrustó prácticamente entre los centrales locales para intentar alejar el balón. Entró en el partido en el momento más delicado. Fundamental su experiencia.

No estaba previsto que jugase, pero acabó supliendo a Santos, que se retiró lesionado. En algunos momentos acusa la juventud, que le juega malas pasadas y le hace ser más ofensivo que lo que exige el partido. Ahora bien, su actitud siempre es buena.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos