Espina y Muneta no siguen en la UDL

Pablo Espina persigue el balón con la mirada en un partido. :: juan marín/
Pablo Espina persigue el balón con la mirada en un partido. :: juan marín

El delantero asturiano y el centrocampista vasco salen después de dos y cuatro años en el club, respectivamente | La entidad blanquirroja hizo pública ayer la decisión que los jugadores ya conocían hace días

Eloy Madorrán
ELOY MADORRÁNLogroño

No para de trabajar la sala de máquinas de la UD Logroñés. A veces con ruido, otras en silencio. Pero siempre trabajando. Es tiempo de tomar decisiones, alguna de ellas difíciles, y pensar en la plantilla de la próxima temporada. Nuevo curso, mismo objetivo: el ansiado ascenso a Segunda División. Por manido que suene, las imágenes de celebración de los clubes que lo logran se convierten en la mejor gasolina para volver a intentarlo.

Dos hombres que ya no estarán en el próximo proyecto son Antxon Muneta y Pablo Espina. El vasco y el asturiano finalizaban contrato este mes y el club ha decidido no apostar por ellos. Hace días que ambos futbolistas tuvieron una reunión con el director deportivo de la entidad, Carlos Lasheras, y conocieron la decisión. Ni siquiera hubo oferta sobre la mesa, como se informaba ayer en estas páginas por error.

Fecha nacimiento
14/04/1990, Oviedo.
Posición
Delantero.
Temporadas en la UDL
Dos.
Trayectoria
Marino de Luanco (2012-13), Lealtad (2014-16) y Unión Deportiva Logroñés (2016-18).

El caso de Muneta (Bilbao, 01/06/1986) es especial porque se trata de un jugador que ha cumplido tres temporadas y media en la UD Logroñés en las que ha disputado 114 partidos, repartidos entre liga, Copa del Rey y los dos 'play off' de ascenso a Segunda División que ha disputado el club. En ellos, Muneta ha anotado un total de 14 goles.

«A mí me da pena porque llevo aquí cuatro años. Cuando llegué aquí vine con el objetivo de tratar de ascender con la UD Logroñés. Eso no se ha logrado y es una espina que me queda aquí», reconocía ayer el futbolista. «Por otro lado -prosigue- yo tenía la esperanza de continuar aquí, no ha sido así... Y en general siento pena, es una pena».

Durante su estancia en Logroño, Antxon Muneta ha sido un hombre de confianza de los entrenadores que ha tenido. Durante su primera campaña (llegó en enero) disputó 14 partidos y anotó 2 goles. En la temporada 2015/16 (su primera campaña completa) disputó 28 encuentros y sumó tres tantos. Durante el curso pasado jugó 33 partidos en los que fue capaz de anotar cuatro dianas.

Por último, en la temporada que acaba de finalizar, Muneta ha sumado 1.849 minutos de competición en un total de 28 encuentros, repartidos en 25 de liga y tres de Copa del Rey, marcando cuatro goles, tres en liga y uno en la competición copera.

Las lesiones han sido el talón de Aquiles de este jugador técnico, con buena visión de juego, con muy buena pierna izquierda.

Antxon Muneta se despidió dando las gracias «a la gente que ha estado estos años apoyando». «Pido perdón porque me voy con la pena de no haber conseguido el objetivo del ascenso», finalizó.

Reñido con el gol

Por su parte, Pablo Espina (Oviedo, 14/04/1990) ha cerrado un año en el que ha estado reñido con el gol. Muy malas noticias para un delantero. Espina ha disputado un total de 74 encuentros (5.353 minutos) con la camiseta de la Unión Deportiva Logroñés, en los que ha anotado 12 goles.

En concreto, esta temporada, el asturiano ha jugado 36 partidos (2.358 minutos) en los quesólo ha visto puerta en una ocasión. «En Logroño mi pareja y yo estamos muy cómodos. Pero en cuanto al fútbol, sí que es cierto que este año fue complicado para mí. No me sorprende la decisión del club y creo que es la mejor para ambas partes», reconocía ayer el jugador.

Después de una temporada casi en blanco en su faceta anotadora, Espina tiene la conciencia tranquila: «He entrenado como profesional que soy y lo he dado todo. El tema del gol habrá gente que lo valore de una manera y otros de otra. A partir de ahí, lo que ha pasado es una decisión del club que respeto».

El delantero asturiano aprovechó la llamada de Diario LA RIOJA para despedirse de la afición blanquirroja: «Me gustaría agradecer a todo el mundo, empezando por Carlos Pouso que fue el que me llamó hace dos años para venir aquí, fue el que confió en mí. Y después a la gente de Logroño, a mis vecinos, a la gran gente que vive en La Rioja... Y al club, por supuesto».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos