A la espera del 'bombo' de la Seguridad Social

La UD Logroñés participará el martes en una reunión en la RFEF que podría aportar más de 200.000 euros a sus arcas

V. S. LOGROÑO.

El próximo martes, la Unión Deportiva Logroñés está convocada para una reunión en la sede de la Federación Española de Fútbol. La Comisión de Segunda División B pondrá sobre la mesa un asunto por el que los clubes de la categoría de bronce llevan años peleando y esperando una respuesta que, parece, por fin va a llegar. Asunto que se traduce en dinero y que para los riojanos supondría ingresar en sus arcas más de 200.000 euros, que ya han pasado a la Seguridad Social.

La aprobación de un Real Decreto por parte del Consejo de Ministros que regulaba la cesión de un porcentaje de los derechos televisivos del fútbol profesional (Primera y Segunda División) al deporte femenino y a los clubes de Segunda B, Tercera y territoriales abre un suculento pastel para los equipos modestos (aunque sean unas migajas del total de la tarta, cifrada en casi 1.600 millones de euros).

Serán siete millones de euros los que irán distribuidos al pago de la Seguridad Social de los futbolistas y de los poseedores de fichas federativas. Los primeros en recibir el maná televisivo serán los clubes de Primera Femenina. Con ese dinero se pagará la Seguridad Social de las temporadas 2016/2017 y 2017/2018. Lo que sobre de ese primer reparto irá a los conjuntos de Segunda B.

Y ahí es donde la UD Logroñés, como otros equipos, esperan noticias. «No sabemos qué criterios de reparto habrá ni cuál va a ser el dinero a repartir», explica Juanjo Guerreros.

Lo que está claro es quiénes van a ser los clubes beneficiarios: aquellos que han pagado la Seguridad Social de sus futbolistas. La entidad riojana completó la solicitud sobre las cotizaciones y ahora espera saber cuánto le corresponderá. «No queremos precipitarnos ni hacer cálculos, pero en los presupuestos hemos sido muy conservadores con las cifras», explica Guerreros. «Lo que está claro es que la UDL cotiza por todos sus futbolistas y el 100%, algo que no se puede decir de todos los clubes», señala.

Teniendo en cuenta la masa salarial de los futbolistas y de las fichas federativas de la Unión Deportiva Logroñés, el monto a recibir podría superar ampliamente los 200.000 euros por las dos temporadas, aunque depende del dinero que reste del pago de las cotizaciones a las futbolistas profesionales y del criterio en el reparto. «La UDL pidió prorratear las cifras. Es decir, que si sólo se puede pagar el 80% de las cotizaciones a la Seguridad Social, se haga con todos los equipos, pero no un reparto igualitario», indica Guerreros. Al tratarse de una partida finalista, que tiene que ir destinado en exclusiva al pago de esas cotizaciones, parece que lo más lógico será esa decisión, aunque los clubes más pequeños o que cotizan menos abogan por la división equitativa.

También hay clubes que ya saben que no pueden optar a ese dinero. Es el caso de los filiales (16 de los 80 clubes de Segunda B) o de aquellos clubes que no tengan al corriente el pago de la Seguridad Social, como el Murcia.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos