Pobre empate de la UDL

Un momento del partido entre el Osasuna B y la UDL. /Antonio Díaz Uriel
Un momento del partido entre el Osasuna B y la UDL. / Antonio Díaz Uriel

El equipo riojano anotó en el tiempo añadido, pero el árbitro anuló la acción por posible fuera de juego de André

LA RIOJALogroño

Cuando más falta hace marcar las diferencias. Cuando se impone marcar categoría. En esos momentos de la verdad. Cuando uno se la juega... Es, en esos momentos, cuando la UDL falla. Cuando los tropiezos se hacen tópicos y el brillo queda ajado y vulgarizado.

La UDL viajó con muchas cautelas y con la paciencia como bandera a Tajonar para enfrentarse al Osasuna B y acabó con los nervios destrozados ante un rival que no le hace sombra porque ésta debería ser tan larga como es la tabla del Grupo II.

Mal partido. Áspero. Feo. De los de brega. El grupo del Norte tiene estas cosas. La calidad se cobija muchas veces bajo un manto de genio y el desequilibrio que presentan las cuentas no lo es tanto cuando uno va a construir y otro a destruir. Es, en definitiva, el nido de víboras de las divisiones que ansían ascensos desde categorías preferentes hasta la antesala de la Segunda División.

La UDL apeló al trabajo y al orden en un terreno complicado. No ganó, pero tampoco es broma despreciar los puntos que dan los empates. No se pierde. Y eso es importante.

Pablo Espina animaba el cotarro a los seis minutos. Ganas y pólvora de salida. Salvador se venía arriba dos minutos despes y Rayco, en el 27 se jugaba el mano a mano contra Juan quien le paraba en una magnífica ocasión.

Lentitud y poca continuidad resumían los primeros cuarenta y cinco minutos. Tras el descanso llegó el turno de la zozobra. Miguel paraba un cabezazo de Jaime a pase de Endika. Suspiro y hielo por la cuscusilla para el bloque riojano. Cambios y chispa para contrarrestar un partido del color del plomo. André y Ñoño buscaban el balón y la verticalidad. Para entonces, un segundo aviso del Osasuna B, que amenazaba con un tiro alto.

Pero no se arrugó la UDL y Rayco se ganaba el imsomnio con otra parada de Juan. También Ñoño se implicaba con Rayco con una diagonal y Rayco mancaba alto un intento de vaselina. Ñoño probaba fortuna y sin suerte en un tiro de falta directa que pegó en el lateral de la red y quedaba el último redoble...

Tiempo añadido y la UDL volcada en el área rival como si estuvieran rodando el anuncio de Coca Cola. Marcos André anotaba en una postrera acción que tan sólo sirvió para que los jugadores blanquirrojos gritaran una alegría que duró tanto como el pitido de un silbato porque el árbitro anuló la jugada por fuera de juego. Parar ver repetido.

Temas

Udl, Fútbol

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos