Una rara derrota para decir adiós

El cuerpo técnco de la UDL protesta al árbitro/Fernando Díaz
El cuerpo técnco de la UDL protesta al árbitro / Fernando Díaz

La UDL prácticamente se despide de sus opciones de play off tras caer en Anduva por culpa de un polémico gol de Cervero

LA RIOJALogroño

La UDL ha dicho prácticamente adiós a sus opciones de hacer play off este año tras caer en Anduva ante el Mirandés. Una pena por lo que supone, pero también por cómo se ha producido. Porque el Logroñés no ha merecido perder, sino lo contrario, y porque el gol ha sido más que polémico.

Iba a ser un partido definido por un detalle, eso ya se sabía. El Mirandés, segundo pero en sospecha por sus últimos resultados, con su afición mosqueada e incluso silbando durante buena parte del encuentro. Y el Logroñés, sabiendo que era un todo o nada ante un rival peligrosísimo al que había que ganar, pero sin descuidar ni un milímetro del campo propio.

Y sí, se puede decir que la UDL ha merecido más ganar. Sobre todo en las botas de Marcos André, que ha tenido dos ocasiones claras una en el 37, otra en el 86, que no ha sabido convertir. Todo, ante un fondo lleno de camisetas blanquirrojas, que era una gloria de ver.

Mientras, el Mirandés andaba atenazado, amenazando pero sin dar, y sin siquiera crear peligro claro ante la meta de Miguel. Con el Logroñés más necesitado y más atacante, los locales se cerraban y porfiaban, pero muy romos delante.

No notó la UDL la lesión de Muneta, tocado desde hace tiempo y que aguantó 20 minutos. No hizo un gran juego, pero ante rivales así hay que aguantar y acertar. No lo hizo, y lo más normal hubiera sido el 0-0.

Porque, sí el Mirandés tenía el balón en los últimos 20 minutos, pero sin llegar a crearlas claras. Pero si uno tiene a Cervero, no le hace falta claridad. En el 75, el ex-logroñesista embocó un centro llegado desde la izquierda.

La polémica

Y ahí llegó la polémica: el linier levantaba la bandera señalando fuera de juego, y el árbitro le hacía caso, pitando que el gol no era reglamentario. Cervero no celebraba, pero lo hizo al poco: a los tres o cuatro segundos, el árbitro se rectificó a sí mismo y a su asistente, señalando el gol. De hecho, varios jugadores de la UDL dijeron que el árbitro les había reconocido que había pitado antes de que entrara el balón , lo cual debería haber impedido que luego rectificara.

Entonces sí, llegaron las protestas de toda la UDL. Pero no había mucho que hacer. Una jugada al menos rara, aunque habrá que esperar para saber si era realmente o no fuera de juego.

Desde ahí, la UDL dominó, y pudo marcar, lo dicho, en el 86. Pero Marcos André no acertó. Ahora la UDL debería remontar seis puntos (9 si el Racing le gana mañana al Osasuna B) y quedan 12 por disputar. Y hay que jugar ante Sporting y Racing.

¿Imposible? Lo parece. Una pena de partido... y de temporada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos