Despejar o aumentar las incógnitas

Rayco intenta irse de la marca  de Álvaro Arnedo en el entrenamiento de ayer por  la mañana. :: fernando díaz/
Rayco intenta irse de la marca de Álvaro Arnedo en el entrenamiento de ayer por la mañana. :: fernando díaz

Los riojanos juegan por tercer domingo consecutivo en Las Gaunas con el reto de dar el paso adelante que reclama el técnico La UD Logroñés recibe al Arenas para cerrar una semana de tres partidos y sabor agridulce hasta hoy

JOSÉ MARTÍNEZ GLERA

logroño. Una buena semana o una semana de dudas. En la mano de la UD Logroñés está cerrar sus siete días más recientes con la sensación de haber completado su trabajo con profesionalidad, que no brillantez, o de sembrar más incógnitas acerca de su presente y, por extensión, de su futuro inmediato. Más allá de su fútbol, el marcador que logre ante el Arenas de Getxo establecerá las diferencias ante ambas apreciaciones.

No es el cuadro getxotarra el ideal para marcar la diferencia entre el mundo de la decepción y la esperanza. No lo es porque el Arenas no presenta el perfil de rival que le gusta a los blanquirrojos, ese adversario que gusta de jugar en Las Gaunas sin atrincherarse, que quiere ganar el partido y que presenta batalla a campo abierto. El Arenas es de defender el punto y sumar tres si se le presenta la oportunidad. Y lo puede hacer al contragolpe o a balón parado, facetas en las que Sergio Rodríguez le concede crédito. Y no sólo el técnico, sino la tabla, pues suma 15 puntos, de los que seis ha logrado lejos de Gobela tras marcar cinco goles. «El Arenas es un conjunto muy competitivo y que utiliza muy bien sus armas. Domina el fútbol aéreo y las segundas jugadas, si bien cambia fuera de casa y se convierte en un bloque con líneas más hundidas. Aprovechará la estrategia y buscará el contragolpe», afirmaba Rodríguez el viernes.

Competitividad es lo que se exige a la UD Logroñés. La calidad se le reconoce, pero esa virtud no sirve por si sola para ganar partidos. La derrota en Irún abrió heridas. Faltó ambición y deseo de ganar. Palabras duras que depende cómo se encajen pueden tener una reacción en uno y otro sentido. El preparador expresa en ocasiones una sinceridad impropia de su cargo, pero coincide en muchas veces con el diagnóstico de la grada y ésta lo agradece. «No es que no quisiéramos ganar, sino que el miércoles nos faltó a todos dar ese paso adelante. Yo he jugado y no conozco a ningún futbolista que no quiera ganar. Quizá no fue la mejor forma de expresarme. Si estamos dando el 100% tenemos que dar el 110%, porque son detalles los que marcan diferencias. Tenemos gente para dar ese paso y lo que quiero es que lo demos», afirmaba. Dicho de otra forma, sabe que su equipo llama persistentemente a la puerta de play off desde el primer día, pero no logra superar su umbral. Y sabe también que puede llegar un momento en el que lo anhele con todas sus fuerzas y entonces no pueda. El debate del querer y poder que se produjo tras su decepcionante paso por el Stadium Gal.

La UDL necesita ganar para seguir creyendo que el 'play off' es una cuestión de tiempo

Sergio Rodríguez ha citado a todos sus jugadores para este compromiso. Quienes no acudieron a Irún por enfermedad, caso de Jaime Paredes, se han ejercitado con normalidad desde el jueves. Y también Sotillos, Borja Gómez, Germán Muneta o Espina. Todos están a disposición del preparador, aunque éste ha dado las pistas justas para saber qué once saltará al campo. Por un lado, podría rotar; por otro, sabe que los cambios pueden hacer que el rendimiento sea inferior si la maniobra no es calculada al milímetro. Rodríguez ampara sus movimientos en catorce hombres, mientras que el resto, hasta completar la plantilla, tiene un protagonismo sensiblemente menor.

Parece claro que Paredes volverá al lateral izquierdo, flanco que vivió el miércoles la gestación del gol irundarra. Defender es una de las asignaturas pendientes de este equipo, que encaja goles con demasiada frecuencia, lo que le lastra clasificatoriamente. A partir de ese cambio falta por saber si Sergio Rodríguez apelará de nuevo al 'trivote' (Remón, Salvador y Arnedo) o será más ambicioso con los nombres. Tiene muy claro que el de hoy es uno de esos muchos partidos en los que la paciencia es capital. Necesita poner en práctica un guion que contemple la posesión del cuero, que desgaste al rival persiguiéndolo y que lo madure hasta que el cansancio alumbre el error. Se puede marcar en cualquier minuto, pero lo fundamental es sumar un gol más que el Arenas. Tres puntos que le mantengan enganchado al play off de ascenso y que refuercen la sensación de que su inclusión en él es cuestión de tiempo. Si ofensivamente tiene clara la idea, defensivamente es consciente de que no debe generar acciones a balón parado cerca de su área y de que su balance defensivo no debe permitir el contragolpe vasco.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos