UD LOGROÑES 1 - BARAKALDO CF 1

DESBORDADOS TRAS EL DESCANSO

Muneta se dispone a lanzar el penalti que supuso el primer gol del partido, favorable a los blanquirrojos. :: díaz uriel
/
Muneta se dispone a lanzar el penalti que supuso el primer gol del partido, favorable a los blanquirrojos. :: díaz uriel

Paso atrás de la UD Logroñés, que vuelve a perder comba con los equipos de arriba El equipo blanquirrojo pierde posiciones y se sitúa a cuatro puntos de las plazas del 'play off'

CARLOS FERRER

logroño. La falta de convicción y sobre todo de intensidad en la segunda parte causaron el empate del Barakaldo ante una UD Logroñés que fue mejor en el primer periodo. No supo mantener el ritmo el conjunto riojano y los vizcaínos se aprovecharon de ello para dejar a los blanquirrojos sin dos puntos muy necesarios para codearse con los puestos de arriba.

0

0

El gol blanquirrojo fue lo más relevante de una primera parte en la que se vio claramente cómo el Barakaldo había venido a defender su parcela y cómo la UD Logroñés tenía que sacar lo mejor de su juego de ataque para sorprender y rebasar la muralla de los fabriles. Sin embargo, en esta ocasión, desde el inicio se pudo ver a un conjunto riojano muy metido en su papel, llegando con peligro desde los primeros compases, como en el disparo de Salvador en el minuto 4 que salvó Txusta con un buen rechace.

UD Logroñés
Miguel; Santos, Caneda, Ramiro, Paredes: Muneta (Ñoño, m. 81), Remón, Salvador, Rayco (Cifu, m. 71); Espina y Marcos.
Barakaldo
Txusta; Son, Oloartua, Picón (Buenacasa, m. 46), Rubén, Galán; Baba; Jurgi (Arroyo, m. 86), Cuerva (Sergio García, m. 67), Cerrajería; Ander Vitoria.
Goles
1-0, m. 27. Muneta, de penalti. 1-1, m. 77. Buenacasa.
Árbitro
Alejandro Sánchez (C. Aragonés), con Celaya y Clemente. Amonestó a los locales Muneta, Remón y Santos y a los visitantes a Rubén, Oloartua, Picón, Boian, Jurgi, Baba, Cerrajería y Sergio García.
Incidencias
2.903 espectadores en el Municipal de Las Gaunas.

El partido se fue haciendo más denso, más trabado en el centro del campo. La UD Logroñés dejaba que el Barakaldo jugara en la salida del balón en su campo, que moviera el cuero, sin que pudiera llevarlo hacia adelante con garantías, y, a continuación buscaba la contra. Al cuarto de hora, Paredes disparó en buena posición, tras dejarle el balón Marcos, pero un contrario repelió su lanzamiento.

Y en el minuto 26 llegó la mejor jugada. Remón robaba en el centro y Espina, con el exterior, enviaba el balón en profundidad a Rayco que había superado en carrera a su defensor. El canario se fue hacia la portería rival, sorteó a Txusta, pero Rubén le hizo penalti. Marcos remachó la jugada, pero el colegiado había señalado la pena máxima. Eso sí, la tarjeta al defensor fue de color amarillo, cuando pudo ser perfectamente roja.

Muneta, con mucha tranquilidad y aplomo, envió el balón a las mallas para poner por delante a los blanquirrojos. Estaban jugando mucho más los de Sergio Rodríguez y el tanto fue el premio a la mayor disposición ofensiva de los locales ante un rival que se mantuvo bien en defensa hasta ese momento. Salvador estuvo a punto de conseguir el segundo en el minuto 41, pero su buen disparo fue repelido por el poste. Muneta marcó en el rechace, señalando el juez de línea su posición de fuera de juego.

Cambio táctico fabril

El conjunto blanquirrojo salió en el segundo tiempo buscando ahogar el juego de ataque de un Barakaldo que había sustituido en el descanso a un defensa, Picón, por un delantero, Buenacasa. El conjunto vizcaíno empezó dominando, jugando en el campo riojano, e incluso llegando con peligro. Había cambiado su esquema táctico al estar por detrás en el marcador.

Le costó al conjunto blanquirrojo volver a encontrar su ritmo, con robo y salida a la contra. El Barakaldo había puesto una marcha más y había, primero, que pararlos, y después empezar a jugar el balón, aunque sin perderlo con la rapidez con que lo hacían los riojanos.

El juego se volvía muy espeso en el centro, y era el Barakaldo el que se hacía con el control. Los blanquirrojos no salían en condiciones de ofrecer peligro y eso iba en su detrimento. Estaba claro que había que buscar los balones largos para hacer daño al rival. En el minuto 70 estuvo cerca de hacerlo Marcos con un a veloz galopada, pero esta vez Rubén llegó antes y sacó el balón a córner. Se veía venir el tanto de los visitantes y llegó en un saque de esquina. Miguel llegó a despejar el cabezazo de Buenacasa, pero el juez de línea indicó al colegiado que el balón había entrado y fue concedido el tanto del empate.

El Barakaldo se sentía fuerte y apretó hasta el final para conseguir el triunfo, mientras que los blanquirrojos habían perdido la fe en sus posibilidades y, aunque lo intentaron, lo hicieron sin la convicción necesaria para conseguir el rédito que buscaban. Paso atrás de la UD Logroñés en su pugna por escalar posiciones en la tabla que se sitúa ya a cuatro puntos, y lo que es peor, dejándose dos puntos importantísimos en Las Gaunas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos