U.D. LOGROÑÉS

El desafío de los números

Por la mínima. Marcos André intenta irse de dos jugadores del Amorebieta, en el partido que se jugó en Las Gaunas. Los riojanos ganaron gracias a un gol de Ñoño. :: fernando díaz
/
Por la mínima. Marcos André intenta irse de dos jugadores del Amorebieta, en el partido que se jugó en Las Gaunas. Los riojanos ganaron gracias a un gol de Ñoño. :: fernando díaz

Las estadísticas siempre están para romperse, pero lo cierto es que la UDL intentará reforzar su rumbo ante uno de los rivales más en forma del fútbol nacional El Amorebieta acumula trece jornadas sin perder, en las que suma 25 puntos

JOSÉ MARTÍNEZ GLERA LOGROÑO.

16 de octubre del 2017. Esa es el día en el que el Amorebieta probó por última vez el amargo sabor de la derrota en la actual temporada. Aquella tarde perdió en Urritxe (0-1) ante un intratable Mirandés, pero desde que finalizó el duelo, el conjunto que dirige Joseba Etxeberria ha firmado seis victorias y siete empates para enlazar trece jornadas sin perder y acumular 30 puntos. Unos números que desafían a cualquiera.

Pocos equipos, de hecho, sólo el Barcelona, pueden presumir de vivir una racha como la que disfruta el conjunto vasco. Además, en su campo es donde engorda su cuenta clasificatoria, recinto, por cierto, en el que nunca ha ganado la UD Logroñés. Sus tres visitas se han cerrado con una derrota y dos empates. El desafío, por tanto, será mucho mayor para un conjunto que después de dos empates tan consecutivos como inesperados eleva su exigencia porque al viaje a Amorebieta se suma la inmediata visita del Burgos a Las Gaunas.

Aquel 15 de diciembre en el que un solitario gol de Diego Cervero endosó a los vascos su sexta y última derrota en Liga todo cambio. De los 30 puntos que suma, ha logrado desde 25 la jornada décima y ha olvidado un pésimo comienzo. En las ocho primeras semanas, el conjunto azul ganó únicamente al Arenas de Getxo (3-1) y sumó dos puntos puntos más en Pamplona, frente a Osasuna B, y en Gernika. Nada más. Esos marcadores estaban jalonados por un frustrante debut liguero (1-2 frente al Lealtad), al que se añadieron las derrotas ante Real Sociedad y Tudelano, ambas en Urritxe, y UD Logroñés (gol de Ñoño) y Real Unión de Irún.

En la décima jornada, el Amorebieta arrancó un punto en Mareo (1-1). Ahí cambió su vida deportiva. Ha vencido en Urritxe a Racing de Santander, Izarra, Vitoria, Burgos y Osasuna de forma consecutiva. El sexto triunfo en esta racha lo logró en Lejona (0-1), tres puntos a los que añadió los individuales alcanzados ante el mencionado Sporting, Peña Sport, Athletic, Barakaldo, Caudal, Lealtad y Tudelano. En su debe se anota el empate, nueve. Demasiados para determinadas aspiraciones, porque el reparto penaliza en exceso a los conjuntos que apuntan hacia lo alto de la tabla.

Y es que en este desafío a los números, el Amorebieta no es esta temporada un equipo que marque un gol y punto, sino que en su cuenta se anotan hasta veintiocho goles, cifra que les lleva a las primeras posiciones de la lista de artilleros, empatados, por ejemplo con la Real Sociedad, cuarta, aunque con dos menos que la UD Logroñés, que alcanza la treintena. Ahora bien, también sabe ganar por la mínima. El cincuenta por ciento de los goles tienen nombre propio y además a partes iguales: Jon Ander y el exblanquirrojo Eduardo Ubis. Siete cada uno.

Pero hay más números, los que reflejan el débil potencial de la UD Logroñés lejos de Las Gaunas y que, además, le están lastrando en la tabla. Diez puntos arañados de treinta jugados. Pobre cifra que se resume en las victorias en Lezama y Gernika y los empates en Barakaldo, Tudela, Tafalla y Vitoria. La lista se completa con las derrotas en Burgos, Villaviciosa, Irún (única plaza vasca en la que ha perdido hasta la fecha) y Gijón. Traducido a fechas, los riojanos no pierden bajo su condición de visitantes desde el 3 de diciembre, pero es que desde aquel día sólo han jugado dos partidos más y los han cerrado en tablas.

Mirando hacia atrás, la UDL empató en su primera visita a Urritxe, el 7 de mayo de 2012. Un gol de Eduardo Ubis rompió el sueño de remontada del conjunto de Pepe Calvo y dijo adiós a la opción de play off de ascenso. Alejandro Suárez empató el compromiso en el segundo periodo, pero los riojanos necesitaban ganar aquel día. Cinco meses después, ambos conjuntos empataron sin goles en uno de los primeros encuentros de la temporada 2012/13. Y en mayo, pero del 2017, la UDL perdió con un gol en propia puerta de Fermín Sobrón.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos