SEGUNDA DIVISIÓN B UD LOGROÑÉS - SD LEIOA

DECEPCIÓN Y PASO ATRÁS EN LAS GAUNAS

Rayco se dispone a rematar el que sería el primer gol de la tarde en Las Gaunas. :: miguel herreros
/
Rayco se dispone a rematar el que sería el primer gol de la tarde en Las Gaunas. :: miguel herreros

La UD Logroñés dejó pasar la ocasión de ganar después de adelantarse con dos goles En una segunda parte anodina, el Leioa empató un partido que había puesto en ventaja Rayco en dos ocasiones

CARLOS FERRER

Logroño. Decepción total en Las Gaunas con un empate a dos goles que penaliza al conjunto blanquirrojo y que le deja con la sensación de demasiada debilidad cuando el rival controla la situación, incluso yendo por detrás en el marcador, como fue ayer el Leioa. Tras un primer tiempo con mejor juego riojano, llegaron las dudas en el segundo, tras el primer tanto vizcaíno. Después de un buen primer tiempo, se dio paso a un juego ramplón que deja tocado al equipo, que necesitaba el triunfo para mantener una credibilidad que ha quedado muy tocada de nuevo.

0

0

Lambea planteó el partido con tres hombres, Camporro, Undabarrena y Baleani por delante de la defensa de cuatro, y con Goti por delante para enganchar con los dos hombres en punta, Lander Yurrebaso y Óscar García.

UD Logroñés
Miguel; Santos, Caneda, Ramiro, Paredes; Remón (Arnedo, m. 82) Salvador; Ñoño (Germán, m 89), Rayco, Espina (Muneta, m. 54); Marcos.
Leioa
Iturrioz; Ferrone, Córdoba, Pérez, Magdaleno; Camporro (Iri, m. 75), Undabarrena, Baleani; Goti; Yurrebaso y García (Lean, m. 85) (Aspas, m. 88).
Goles
1-0, m. 26. Rayco; 2-0, m. 40. Rayco; 2-1, m. 47. Yurrebaso; 2-2, m. 61, Óscar García
Árbitro
Pablo Fernández (asturiano), con Elena Fernández y Jonathan Romero. Tarjetas amarillas a Yurrebaso, Santos, Remón y Córdoba.

Los blanquirrojos comenzaron con Remón y Salvador en el doble pivote, con Rayco apoyando en la derecha. Marcos y Espina se turnaban en el centro del ataque riojano, mientras Ñoño buscaba hacer daño por la izquierda.

Todo ello derivaba en una lucha tenaz por la posesión del esférico en el medio campo e incluso en los tres cuartos, pero quedaban sin efectos los acercamientos a las áreas.

Sólo cuando los blanquirrojos atacaban por las bandas se creaba peligro cerca del marco de Urtzi Iturrioz, más por la izquierda, por donde Paredes y Ñoño llegaban con cierta facilidad a la línea de fondo. Este último creó el primer peligro serio en el minuto nueve, y diez más tarde, un centro de Paredes tocaba en Marcos saliendo el balón hacia la portería de un Iturrioz atento que sólo tuvo que recogerlo.

Seguridad defensiva riojana en esos primeros minutos en los que la dificultad estaba en sobrepasar la muralla defensiva, bien estructurada, de los rivales. Rayco estuvo cerca de hacerlo en el minuto veinticinco con una pared, que finalizó en un saque de esquina.

Eran minutos de total dominio blanquirrojo y llegó el primer tanto. Un centro de Santos tocó en un defensa, le llegó el balón a Rayco en la frontal, se internó y cruzó ante Irturrioz. Uno bonito tanto para celebrar el mayor dominio local.

El tanto hizo cambiar el esquema al Leioa que ahora se planteaba más llegar al área riojana. Unos minutos de mayor dominio visitante. Pero Rayco estaba ayer en racha, volvía a entrar desde atrás, hacía la pared con Marcos, que le devolvía una perita en dulce, y batía de nuevo a Iturrioz de tiro cruzado.

Con dos jugadas muy similares, el conjunto blanquirrojo rompió la tupida malla que había tejido el Leioa por delante de su guardameta. Y antes del descanso, Miguel rechazó en una buena intervención el disparo de Undabarrena que llevaba marchamo de gol.

Se preveía que el Leioa iba a salir mucho más enchufado tras el descanso. Lo que nadie esperaba es que se le recibiera con una falta de intensidad que propició el rápido tanto de Yurrebaso, de un buen cabezazo a centro de Goti, al que se dejó demasiado suelto para centrar. El conjunto vizcaíno se vino arriba y empezó a llevar peligro sobre la meta de Miguel.

El cambio de decoración fue claro. Ahora los blanquirrojos no terminaban de encontrar la fórmula para llegar a las inmediaciones de Iturrioz. Tanto que Goti, al que se dejaba demasiado libre, volvía a poner otro balón, ahora por abajo, para que Óscar García, en el primer palo, enviara a la red. Tres minutos más tarde la tuvo Ferrone, pero disparó fuera, solo en el punto de penalti, un balón que había quedado suelto en el área local.

Quedaba media hora por delante, con un equipo en su mejor rendimiento, el Leioa, y otro, con los nervios a flor de piel, con demasiadas dudas, maniatado, la UD Logroñés.

El cambio de puesto de Goti, a la banda derecha, hizo demasiado daño en la retaguardia blanquriroja, siendo el hombre clave para la consecución de los dos goles del Leioa.

Parecía que se venía abajo el conjunto blanquirrojo, pero comenzó a tejer al final mejor juego y a tener ocasiones. Ñoño estuvo a punto de marcar tras un saque de banda de Santos y Marcos, después de llevarse el balón ante Iturrioz. En ambos casos, el disparo final salió alto. El problema venía ahora por los nervios. Cada balón en poder del Leioa significaba peligro ante la meta riojana. La tranquilidad que había dejado el primer periodo se convertía en errores en la entrega, en el pase, y en el peligro que derivaba cualquier pérdida de balón.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos