El club trabaja en dos salidas más antes del 1 de febrero

A Sergio Rodríguez le gusta mandar en el centro del campo y también en las áreas, pero sobre todo es de los técnicos que quieren el balón y crear con él. La llegada de Rubén Martínez no refuerza ninguna de ambas áreas, pero sí la creación. Con él, la UDL vuelve a tener todas las licencias ocupadas, pues la segunda es para Titi.

Ahora bien, por otro lado la entidad trabaja en hacer hueco. Desde hace días intenta llegar a un acuerdo con Carlos García. El sevillano no quiere seguir en Logroño, aunque tiene que buscar destino. Su marcha abriría otra ventana a los refuerzos y quizá no sería la única. El cuarto jugador en cruzar el umbral de salida bien pudiera ser Borja Gómez.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos