U.D. LOGROÑÉS

Un centenario muy triste

Antxon Muneta se retira del campo acompañado por el doctor Vicente Elías. :: fernando díaz/
Antxon Muneta se retira del campo acompañado por el doctor Vicente Elías. :: fernando díaz

Muneta jugó el sábado su partido 100 con la UDL en Liga, a la espera de saber si la campaña se ha acabado para él

José Martínez Glera
JOSÉ MARTÍNEZ GLERALogroño

logroño. Antxon Muneta seguía ayer el entrenamiento de sus compañeros desde el banquillo. Zapatillas, pantalones vaqueros y cazadora cerrada. Nada que ver con la vestimenta habitual de muchos días en los que su sitió estaba sobre el césped. Ayer era día de médicos, pues por la tarde se sometía a una ecografía para conocer el alcance de la lesión que le obligó a retirarse en Las Gaunas, frente al Gernika, y que también le impidió disfrutar de más minutos en su regreso a Anduva. Apenas veinte minutos sobre el césped.

Las sensaciones por la mañana no eran las mejores. Molestias en el tendón de Aquiles derecho que se confundían con dolores en el gemelo, en la zona del sóleo, ese mismo músculo que ha traído de cabeza a César Remón, su sustituto en Miranda de Ebro, a lo largo de la temporada. Primero uno y luego otro.

Una imagen muy alejada de lo que podría haber sido una celebración, pues el jugador vasco cumplió el sábado 100 partidos en Liga con la camiseta de la UD Logroñés. Un centenar de encuentros repartidos en tres temporadas y media. El jugador hablará a lo largo del día con el doctor Vicente Elías y con el fisioterapeuta José Miguel Martín. Muneta admite que tiene un «tendón pequeño roto», pero no sabe calibrar la gravedad de la lesión. Es hoy cuando se hablará de plazos temporales y de plan de recuperación. Las impresiones no son las mejores e incluso la temporada podría haber concluido para él, ya que restan cuatro jornadas ligueras.

Muneta debutó con la UDL el 8 de febrero del 2015, en Las Gaunas y con el Compostela como adversario. Debutó y marcó, al lanzamiento de una falta. Aquella temporada, en la que llegó en el mercado de invierno, disputó catorce partidos, doce de ellos como titular, amén de los dos compromisos que los riojanos jugaron contra el Huracán de Valencia, en el primer 'play off' en la historia de la entidad.

El centrocampista vasco, diferente por su inteligencia con y sin balón, jugó 28 partidos en la campaña 2016/17, veintitrés desde el once inicial y marcó cuatro goles más. A esos compromisos sumó cuatro más en la Copa del Rey -Linares, UCAM y Sevilla, a doble vuelta- en los que anotó un gol más y otros cuatro en las dos eliminatorias de 'play off' por el ascenso frente al Villarreal y Sevilla Atlético.

Mantuvo su relación con la UD Logroñés en la que fue la última campaña de Carlos Pouso, incompleta, en el banquillo. Pouso ha sido uno de sus grandes valedores, ya que coincidieron en el Mirandés más brillante, aunque el vizcaíno se ha ganado cada minuto disputado. Disputó 33 encuentros, nueve de ellos saliendo desde el banquillo, y anotó cuatro goles.

La actual temporada ha estado marcada por la intermitencia y el mimo a su cuerpo, que le ha frenado. Suma veinticinco encuentros, veinte de ellos en el once titular, en los que ha logrado tres goles -Athletic, Izarra y Barakaldo-, amén de tres compromisos en la Copa del Rey -Avilés, Adarve y Formentera-, con dos goles.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos