U.D. LOGROÑÉS

Caneda, el blanquirrojo que lo juega todo en la Liga

César Caneda. /Fernando Díaz
César Caneda. / Fernando Díaz

El defensa central de la UD Logroñés ha disputado todos los minutos de la competición y tiene claro que hay que mejorar el estatus defensivo del equipo | La baja de Paredes en Irún y la suplencia de Salvador ante el Arenas, le han dejado en solitario con ese mérito cuando se llevan trece jornadas

Carlos Ferrer Yábar
CARLOS FERRER YÁBARLogroño

Se incorporó a la plantilla blanquirroja la temporada pasada, después de salir del Racing. Su calidad le hace fijo en las alineaciones de la UD Logroñés. Tanto que, tras la decimotercera jornada, se ha convertido en el único jugador con los trece partidos y todos sus minutos disputados. Sólo le aguantan en número de partidos, aunque con menos minutos, Salvador, Santos, Arnedo y Marcos

«Me siento contento, por un lado, porque el míster está confiando en mí, pero es algo anecdótico. Quedan muchos partidos por delante y me gustaría seguir contando con su confianza», indica el veterano y experimentado jugador vitoriano.

Más

El primer año le costó entrar, pero ahora es fijo desde el principio. «El tipo de pretemporada que hicimos el año pasado no lo había hecho nunca y me costó adaptarme. Al final se ve reflejado en lo que es el rendimiento. Por suerte la dinámica del equipo fue cambiando, fuimos a mejor en el aspecto físico y de resultados. Este año me estoy encontrando bien, pero con la cosilla de que no acabamos de enlazar esas victorias consecutivas que nos lleven más arriba», asegura.

Es consciente de que el equipo no está funcionando como debiera, al menos en su parcela. «Para estar arriba en la clasificación, a nivel defensivo hay que estar muy sólidos y nosotros no lo estamos. No nos están generando muchas ocasiones, pero las que nos hacen, nos marcan. Es una asignatura pendiente que tenemos que corregir para aspirar a algo más». Y piensa que lo que falta en algunos momentos es «concentración, y en otros, mejor posicionamiento defensivo. En otros, igual ser más contundentes. No hay un denominador común que nos afecte en todos los partidos. Hay situaciones en que no estamos siendo lo contundentes que deberíamos, ni estamos lo atentos que tendríamos que estar y eso nos está condicionando» confiesa.

En el vestuario blanquirrojo hablan de esta situación, de cómo resolver el mal momento por el que parece atravesar el equipo: «Intentamos analizar los goles y trabajarlo durante la semana. Nos está costando, pero en el momento en que consigamos eso, somos un equipo que, por el tipo de jugador que tenemos arriba, seguramente nos vendrán los buenos resultados».

La solvencia en las áreas

Caneda sale casi siempre jugando el balón. Pero también lanza balones largos, diagonales para superar el centro del campo, a veces demasiado cargado... «Depende de la situación. Intentas buscar la solución en que corras menos riesgos para sacar el balón o en la que pueda dar la mejor situación al compañero. Unas veces, tenemos a gente en el otro extremo abierto para recibir y encarar, que las solemos aprovechar, y otras, en que teniendo a los compañeros más abiertos, intentas dar un pase más por dentro», explica.

Lo que tiene menos claro es el motivo por el que el equipo termina dominando, pero a lo largo del partido no lo hace: «Enfrente tenemos a un rival que también juega. Nos gustaría controlar más los partidos y tener un alto porcentaje en la posesión del balón, pero no siempre es posible. Nos gustaría tener más control y ser más solventes en las áreas. Pero hay momentos en los que no somos capaces».

Fuera de casa no está funcionando el equipo. El domingo se visita al Gernika, que está fuerte en la suya. «Hay que seguir creyendo en lo que estamos haciendo. Nos gustaría sacar más puntos fuera, pero es muy difícil. Desde el partido del Athletic no hemos ganado y esperemos que este fin de semana podamos lograrlo. El Gernika está muy bien en Urbieta, un campo, además, de hierba artificial. Va a ser un partido duro, como todos», entiende.

Sabe que algo falta para ser el equipo del inicio liguero. «Tenemos que mejorar el nivel defensivo, que es una de las claves. Estamos consiguiendo hacer goles y tenemos mucha calidad arriba. Vamos a hacer ocasiones y goles. En el momento en que nos apliquemos un poco a nivel defensivo y consigamos dejar la portería a cero, que han sido pocos los partidos en que lo hemos hecho, iremos hacia arriba» asegura, y añade que esta UD Logroñés puede volver a ser el equipo de esas primeras jornadas ligueras.

«Muchas veces somos un poco resultadistas. Cuando los resultados acompañan parece que todo se disimula un poco y las carencias o los errores que cometemos, si ganas, parece que no tienen importancia, y no es así. Nosotros, de puertas adentro, somos conscientes del trabajo que estamos haciendo, de que no estamos siendo solventes a nivel defensivo y de que tenemos que cambiar, pero también de que, a lo largo de los partidos, estamos siendo merecedores de algo más. Hay que plasmarlo y sacar los resultados para que la gente se vuelva a enganchar», concluye.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos