UNO A UNO

LOS BLANQUIRROJOS SE DEJARON TODO

Miguel despeja de cabeza en una acción de la primera parte ante Eloy Gila. :: Fernando Díaz/
Miguel despeja de cabeza en una acción de la primera parte ante Eloy Gila. :: Fernando Díaz

CARLOS FERRER

L as derrotas nunca pueden dejar satisfecho a nadie. Pero si llegan como la de ayer, tampoco se puede denostar el trabajo realizado por el equipo ante todo un líder que demostró su condición con los dos goles del primer tiempo y la defensa a ultranza de su portería en el segundo. Los blanquirrojos se dejaron todo en el campo para intentar la remontada, pero fue imposible .

EL MEJOR

4
El delantero canario tuvo ayer un trabajo algo distinto al de partidos anteriores. Se desenvolvió por el centro del campo y creó mucho peligro con sus acciones. Partido muy completo con el único pero de que no marcó.

No tuvo demasiado trabajo, que realizó con buena nota, saliendo incluso de su área. No pudo hacer nada en los goles.

Notó el cambio de puesto. No se desenvuelve igual en la banda que por el centro del campo. Puso pundonor y muchas ganas, pero no pudo hacer su mejor partido.

Muy seguro en su posición, como casi siempre. Incluso cuando jugó sólo con Ramiro en la parcela defensiva, estuvo firme y sobrio.

Bien, el maño, en su labor de contención, sacando de juego varias veces a su par. Sólo se le fue un balón, que luego significó el segundo tanto visitante. Estuvo muy cerca de marcar el gol que hubiera supuesto el empate.

Estuvo en su parcela moviéndose tanto en defensa como saliendo al ataque, más en el primer tiempo que en el segundo. Terminó expulsado al cortar un avance visitante y ver su segunda cartulina amarilla a tres minutos del final del partido.

El error en el control que propició el primer gol rojillo no le mermó a la hora de trabajar para el equipo. Mejor en el segundo tiempo.

Labor importante en el medio centro. En el tramo final del encuentro, con el equipo lanzado, mantuvo la seguridad en la zona de atrás controlando las salidas de los rivales.

Trabajó como siempre, pero no consiguió el mismo ritmo que en otros partidos. Buscó en ataque a sus compañeros, pero sin encontrar los huecos necesarios para hacer daño.

Le cuesta encontrarse y ofrecer su mejor juego. Cuando lo consigue se muestra como un jugador explosivo, difícil de parar y decisivo. Forzó el penalti que dio el gol del conjunto blanquirrojo.

Trabajo en solitario en el primer tiempo, con los defensas muy pegados. En el segundo abrió huecos, pero no entró en contacto con el balón como para marcar. Lo hizo, desde el punto de penalti, sumando su primer tanto como blanquirrojo.

Entró en la recta final. Recibió un par de golpes que le dejaron sin poder optar a algo más.

Poco tiempo para el delantero, aunque intentó un par de jugadas por la banda.

Testimonial presencia en el campo en los últimos minutos, en los que se fajó como los demás.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos