Arnedo y Germán no pudieron ejercitarse

La UD Logroñés regresó a los entrenamientos, pero lo hizo con algunas ausencias sobre el césped. Unos se recuperan de sus problemas físicos y otros ni siquiera se vistieron de corto en este primer día.

Así, Iñigo Zubiri, que cayó en el último partido de la primera vuelta, trabajó en el gimnasio en la recuperación de su tobillo derecho. El navarro necesitará varias semanas para sobreponerse a este contratiempo, pero dado su carácter, cumplirá con creces los plazos fijados.

Álvaro Arnedo no se ejercitó aquejado de un proceso febril. Un contratiempo para el canterano, que está, además, inmerso en la ampliación y mejora de su contrato, aunque ya adelantaba en esta páginas que no habrá problemas para firmarlo. Ñoño estuvo trabajando en solitario, por algunos momentos, pero también con el grupo, en otros. También se recupera de un problema muscular. Y el canario Germán Sáenz tampoco se ejercitó, ya que tenía permiso de la entidad para ausentarse y se sumará a la disciplina próximamente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos