Fútbol.

La UDL afronta su última prueba ante el Huesca

Los blanquirrojos, aún pendientes de fichajes, se miden a las 19.15 horas en Las Gaunas a un rival de Segunda

Víctor Soto
VÍCTOR SOTOLogroño

Con la temporada a la vuelta de la esquina, la Unión Deportiva Logroñés afronta esta tarde en Las Gaunas (19.15 horas, puesto que por petición del equipo rival se ha adelantado 15 minutos el encuentro) la última de sus pruebas. El Huesca, un equipo de Segunda División, será el escollo elegido para medir el estado de forma de los de Sergio Rodríguez.

Importa lo que ocurra sobre el césped porque las sensaciones que se transmitan a los espectadores son con las que se comenzará la campaña en Lezama el próximo fin de semana. Pero sobre todo importan ahora los movimientos del mercado, una selva en la que Carlos Pouso ha apostado por esperar a la 'caza' de un delantero centro y un central, especialmente, aunque Sergio Rodríguez tiene claro que su plantilla necesita más refuerzos. «Nos hacen falta al menos cuatro o cinco jugadores. La idea es traer mínimo cuatro futbolistas y, en función de las posibilidades que nos den, valoraremos si necesitamos otro más», aseguraba ayer el técnico de los blanquirrojos.

Hasta el 31 de agosto hay tiempo para completar y, de momento, no hay ninguna inquietud en el seno de la plantilla blanquirroja. Eso sí, la temporada va a empezar con efectivos justos y los dedos cruzados para evitar lesiones. Por ahora, sólo César Remón no se está ejercitándose junto a sus compañeros. «Va a descansar ante el Huesca y dos días después. Luego veremos si puede llegar para el primer partido, pero aún es pronto para saberlo», indicaba el preparador riojano.

Así que Sergio Rodríguez cuenta con 15 futbolistas más los refuerzos del filial, que deberán dar un paso adelante. «Su actitud es muy buena, están comprometidos y quieren mejorar. Se les ve ilusión y ganas. Y si no tenemos otra posibilidad, trabajaremos con los canteranos porque estamos muy agusto con ellos», resumía.

«Ante el Huesca van a jugar todos», aclaraba el técnico. «Algunos tendrán que disputar más minutos porque no hay efectivos suficientes. Además, el filial tiene partido el domingo de Copa Federación y no queremos desgastarles. Y también es bueno que la gente de la primera plantilla vaya acumulando 70 u 80 minutos porque en una semana nos tocará hacerlo», decía.

Pero el objetivo es que sobre el césped se vea a un equipo de teóricos titulares, con Miguel en la portería, Santos, Caneda , Ramiro y Paredes en defensa, Arnedo, Carles Salvador, Muneta y Ñoño en la medular y, arriba, Espina y Marcos André, como el que salió en Laguardia ante el Osasuna. «Afrontamos un partido difícil. Además de que el Huesca es buen equipo, está bastante rodado. Será duro y más en Las Gaunas, porque con sus dimensiones los equipos de superior categoría se sienten cómodos», resumía.

Con Íñigo y sin David López

El Huesca, por su parte, llegará a Las Gaunas después de una pretemporada muy completa en la que ha destacado Gallar, con cinco goles. El técnico Joan Francesc Ferrer 'Rubi' no podrá contar con los tocados Ferreiro, Aguilera y Ávila. Tampoco estará en Logroño el riojano David López, que hace unos días dejó el conjunto oscense para fichar por el UCAM Murcia, de Segunda División B. El que sí podrá volver a casa es Íñigo López, aunque jugó el partido del miércoles y puede que no salga en el once titular, pero seguro que contará con minutos para demostrar su valía en un choque que ya huele a liga.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos