La Rioja

FÚTBOL / U.D. LOGROÑÉS

La victoria bien vale una Copa

Marcos André juega el balón en un rondo junto a Paredes, Caneda y Coulibaly. :: díaz uriel
Marcos André juega el balón en un rondo junto a Paredes, Caneda y Coulibaly. :: díaz uriel
  • La UD Logroñés quiere jugar la Copa del Rey y le queda la opción de ganar hoy al Gernika y esperar

Como diría el famoso Bugs Bunny, ha llegado el momento de entonar el 'esto es todo amigos'. La UD Logroñés celebra hoy el último partido de la temporada y lo hace con la posibilidades de conseguir un premio menor, pero premio a la postre, como es el de poder jugar la Copa del Rey de la temporada que viene.

Para conseguirlo necesita ganar al Gernika, su rival en esta última jornada y que el Real Unión no puntúe en su visita a un Navalcarnero, que se juega la permanencia en su estadio. Y ya no habrá más opciones. Hoy finaliza la sesión continua de la Liga y desde las butacas de Las Gaunas se asistirá a una nueva versión de este conjunto blanquirrojo que en las últimas jornadas ha vuelto a dar sensación de equipo y ha hecho revivir a una afición que se estaba perdiendo entre las erróneas interpretaciones de unos actores que no eran capaces de saberse el guión y que ahora lo bordan e incluso aspiran a llevarse un galardón en la recta final de la temporada.

Sergio Rodríguez, que seguramente recibirá la ovación del público tras su renovación por dos temporadas, mantiene el ritmo de trabajo y la intensidad entre sus hombres para que el fin de fiesta tenga el sabor dulce que puede llegar con la consecución de ese último objetivo trazado.

Ocho lesionados

El técnico riojano ha dado con la clave para que esta UD Logroñés se presente en cada partido con vitola de ganador. Por eso no le aflige el hecho de contar con ocho bajas, ocho lesionados, para el partido de esta tarde. Miguel se duele del tobillo, Adrián Pazó tiene un quiste en la rodilla, Adrián León se ha operado del tabique nasal, Jon Ander Amelibia tiene muy cargado el gemelo izquierdo, Álvaro Traver sufre la distensión del ligamento interno de la rodilla derecha y Sergio, Juanfran y Javi Rey se mantienen de baja desde hace ya algunas semanas.

Sergio lo va a arreglar con la inclusión de cuatro jugadores del equipo filial, que son Ricardo Osés, Pablo Bobadilla, Kike Fernández y Guillermo Cabrera, y seguro que les dará minutos a lo largo del encuentro, porque se lo han ganado y porque cuenta con ellos.

Una semana más, el cuerpo técnico blanquirrojo ha preparado el partido minuciosamente, entendiendo la forma de jugar del rival, en este caso el Gernika, para buscarle los puntos débiles y conseguir un nuevo triunfo que le permita seguir buscando esa meta y finiquitar la temporada con buen sabor de boca entre los aficionados y seguidores.

En lo que se refiere a la posible alineación para esta tarde, habrá que especular, porque Sergio ha seguido su costumbre de no dejar pistas visibles en cuanto a esos once jugadores que van a iniciar la contienda. El equipo se va a mantener fiel al estilo de juego que está imprimiendo en cada compromiso, en el que prima la intensidad, el trabajo defensivo de adelante hacia atrás y la búsqueda de espacios a la hora de salir al ataque, según la disposición táctica de que haga gala el equipo contrario.

El técnico riojano siempre asegura que van salir al campo «con los jugadores que consideremos adecuados para ganar este partido. Buscaremos el equilibrio en la alineación, pero con garantías». Ya en Amorebieta contó con Zubiri y Carrillo desde el principio y todo hace pensar que pueden volver a actuar de nuevo como titulares. Caneda y Salvador tienen también las opciones de volver a jugar desde el inicio y es en la parte de arriba donde más combinaciones de jugadores se pueden hacer. Todo ello contando con que, en principio, Espina y Coulibaly serían de la partida.

Por su parte, el Gernika llega a Las Gaunas sin ningún tipo de presión, después de conseguir el domingo la permanencia matemática tras derrotar al Arenas en Urbieta. Lo hizo con dos goles de Etxaniz, su referencia en ataque y un jugador con mucho recorrido, ante el que siempre hay que estar muy atentos. Su presencia, así como las de hombres de la talla de Entziondo, Muñoz o Etxabe, pueden ser claves para que opongan una buena resistencia al conjunto riojano.

Destaca en el conjunto vizcaíno la presencia del exblanquirrojo Mikel Abaroa, que se ha mostrado a lo largo de la temporada como un hombre importante en el juego de ataque del equipo. Un buen rival para este final liguero que necesita la victoria riojana para ser feliz.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate