La Rioja

Paredes, Rico, Pazó y Amelibia , ilusionados con el buen final de temporada y pensando en la Real Sociedad B.
Paredes, Rico, Pazó y Amelibia , ilusionados con el buen final de temporada y pensando en la Real Sociedad B. / Juan Marín

La quinta consecutiva llevará a la salvación

  • La UD Logroñés puede asegurar la permanencia ante la Real Sociedad B (Zubieta, 18.00 horas)

  • El conjunto blanquirrojo acude a Zubieta con la intención de ganar al filial donostiarra y mantener la excelente racha por la que atraviesa

Logroño. Cada semana es más difícil mantener un ritmo de triunfos consecutivos como el que lleva la UD Logroñés. Se dice que cuanto más se gana, cuanto más larga se hace una racha positiva, más cerca se está de perder. Sin embargo, la dinámica de juego en la que ha entrado el conjunto blanquirrojo desde que volvió a tomar las riendas Sergio Rodríguez hace pensar que, al contrario de lo que sucedía con anterioridad, se puede ganar y sumar de tres en tres en cada partido que se acomete.

No es sólo la mejoría en el juego del equipo. Se trata también de la seguridad que ahora transmite el equipo cuando se sitúa sobre el césped en cualquier campo. Si en casa golea y se siente superior, cuando está jugando fuera, lo hace con un aplomo que se vuelve inpexpugnable para el equipo rival. También entra en juego el estudio concienzudo que se ha hecho del rival blanquirrojo en el cuarto de los técnicos y la forma de sacar rendimiento a los puntos fuertes para sumar los tres puntos.

Y esa es la reflexión que se ha podido entender a lo largo de esta semana en el seno de la plantilla blanquirroja. Una jornada más, el cuerpo técnico ha visualizado la forma de jugar del rival, en este caso la Real Sociedad B y ha buscado en las sesiones de trabajo cómo hacer frente a la calidad de sus jóvenes jugadores y la fórmula para llegar con peligro a su portería y hacerles daño. Sistema de juego, esquema que presenta sobre el césped, habilidades individuales de cada jugador blanquiazul han pasado por el tamiz de los técnicos blanquirrojos que han aleccionado a sus hombres sobre cómo hacer frente a esas virtudes y cómo percutir sobre sus defectos. Todo ello con intensidad en cada entrenamiento, con mucha reflexión y puesta en escena.

Cómo dice el técnico Sergio Rodríguez, «hay que manejar las situaciones, dar cada uno lo que puede y ofrecer el máximo esfuerzo. El resultado será, luego, el que sea, pero siempre después de haber intentado todo».

Ante el filial de la Real Sociedad, un equipo que viene de ganar cuatro partidos y empatar dos en los últimos seis que ha disputado, los riojanos sólo tienen que ser los mismos de estos últimos cuatro encuentros y buscar la quinta victoria consecutiva para asegurar la salvación de forma prácticamente matemática.

Par ello, después de lo visto a lo largo de estos días, es muy probable que la formación inicial sea la misma del partido contra el Castilla, con el cambio de Reguilón por Traver. El filial blanquiazul juega con tres hombres en el centro del campo y tres estiletes arriba, por lo que es muy probable que la UD Logroñés proponga un esquema similar con Rico, Caneda, Amelibia y Paredes por delante de Miguel; Remón como pivote, con Muneta y Carlos Salvador un poco más adelantados en el triángulo del medio campo, y una tripleta por delante con Coulibaly partiendo desde la derecha, Reguilón por la izquierda y Pablo Espìna, el máximo goleador del equipo, como referencia por el centro.

En el conjunto donostiarra, podría regresar el portero titular, Sisniega, después de una lesión, y se mantiene la duda de si los que suelen ir con el primer equipo, Kevin y Zubeldia, estarán en el once inicial blanquiazul o Imanol Alguacil tendrá que seguir buscándoles sustitutos para mantener la excelente racha que lleva el equipo en este último tramo de la temporada.

Se espera en Zubieta un partido igualado y de calidad, y en el que los blanquirrojos buscarán el quinto triunfo que les lleve a la salvación.