La Rioja

«Seguimos comprometidos al máximo»

Sergio Rodríguez indica la realización de un ejercicio ante la presencia de Pazó, Javi Rey y Coulibaly, en el Mundial'82.
Sergio Rodríguez indica la realización de un ejercicio ante la presencia de Pazó, Javi Rey y Coulibaly, en el Mundial'82. / JUAN MARÍN
  • sergio rodríguez, entrenador de la UDL

  • El técnico blanquirrojo quiere la quinta victoria consecutiva, aunque también que el equipo juegue bien para superar a la Real Sociedad B

La plantilla blanquirroja se ha entrenado desde el lunes para intentar mantener su racha de victorias en Zubieta. Sería el broche de oro para la permanencia en la categoría. Sergio Rodríguez ha mantenido un ritmo alto de entrenamientos esta semana y espera continuar con la dinámica positiva una semana más, por lo menos.

- No hay quinto malo.

- Ojalá. Hasta ahora los resultados están siendo muy positivos y ojalá podamos seguir en esta línea. Sabemos que es difícil porque nos enfrentamos a un buen equipo, en su casa más todavía, pero vamos a intentar seguir con el trabajo y compromiso de los jugadores.

- Un rival que a pesar de las bajas mantiene un nivel importante

- Yo destacaría que trabaja muy bien como conjunto. Hay tres o cuatro jugadores que están alternando con el primer equipo. Independientemente de los que estén, el trabajo grupal lo mantiene muy bien. Son muy solidarios para la edad tan joven que tienen y, además, tienen buenas individualidades.

- ¿Por dónde hay que pararles?

- A nivel individual, es un buen equipo. Tiene extremos rápidos. Bien es cierto que la baja de Bautista arriba se nota, pero el futbolista que está jugando en su lugar lo está haciendo bastante bien. Es un equipo que mete mucho ritmo, que está bien dotado físicamente, a nivel de potencia, de velocidad, de resistencia. Aguantan los ritmos altos y ahí es donde tenemos que tener cuidado.

- La UD Logroñés suma ya 47 puntos. Matemáticamente no está salvada pero que Sanse y Mensajero sumen los doce puntos es difícil.

- Queremos que no los sumen, pero tal y como está el grupo no se sabe. Tenemos un colchón importante de ocho puntos a falta de doce. Es una ventaja importante, pero sólo eso. Hasta que no se certifique la permanencia no vamos a hablar de que estamos salvados.

- ¿Mira hacia algo más que la permanencia? Por ejemplo, la Copa.

- Ahora miramos a estar matemáticamente salvados. Una vez se consiga eso, podremos intentar conseguir el mayor número de puntos posible y, a partir de ahí, ver donde puede quedar el equipo. Quedan cuatro partidos y los jugadores están comprometidos con no bajar el nivel de entrenamiento y de trabajo y, en los partidos, competir al máximo.

- Seguir ganando sería una buena forma de acabar.

- Sería una forma muy buena. La acabaríamos muy bien, independientemente de los puntos, salvando la categoría, eso en primer lugar, y segundo, compitiendo al mismo nivel que lo estamos haciendo. Ganemos o perdamos los partidos, compitiendo en cada entrenamiento, viniendo con la motivación que viene y saliendo a los partidos afrontándolos como protagonistas y con capacidad para competir. Con eso yo creo que nuestro periplo sería bueno.

- ¿Seguirá la próxima campaña?

- Primero, la decisión la tiene el club. Una vez que el club diga lo que tenga que decir, si se me da opción, tomaré una decisión. Pero eso es ahora lo menos importante. Lo más importante es salvar la categoría y terminar el año bien. Luego, habrá tiempo de sobra para tomar decisiones.

- ¿Ha preparado al equipo por si vienen mal dadas ahora?

- Yo creo que sí. El que no entienda que en fútbol hay días que se va a ganar y otros que se va a perder, no puede estar en este mundo. Hay días que salen las cosas mal y hay que asumirlas, y otros en que salen bien. Hay que buscar el equilibrio. Cuando estás ganando partidos constantemente como es nuestro caso, que llevamos cuatro victorias, tampoco te puedes pensar que eres el mejor del mundo y venirte arriba, porque te debilita. Y cuando pierdes, tampoco te puedes venir abajo. Nosotros nos tenemos que quedar con el trabajo semanal.

- Cuando cogió al equipo había que ganar como fuera. Ahora sí que puede pedir a sus hombres jugar bien.

- Jugar bien para intentar ganar. A veces los resultados no acompañan, por un mal partido, por mala suerte o porque no han salido las cosas. Hay que buscar y mantener un equilibrio. El que se dedica a esto tiene que estar preparado para todo.

- ¿Cómo se puede explicar este cambio de juego y dinámica?

- A veces las dinámicas marcan mucho. Ganar el primer partido nos dio mucha confianza. Tampoco es que cambiáramos sustancialmente tantas cosas. Al final los que cambian o juegan son los futbolistas y el hecho de ir acumulando victorias te da mucha confianza. El trabajo de los jugadores en los entrenamientos con nosotros está siendo muy bueno, que no quiere decir que con los otros entrenadores no fuera igual de bueno, pero no se daban las victorias y eso merma bastante. Los triunfos consecutivos dan confianza.

- ¿Sigue pensando que el noventa y nueve por ciento del mérito es de los jugadores?

- Son ellos los que salen a jugar. Hemos implantado ciertas cosas que nos gustan a los técnicos y que creemos que les ayudan como equipo, pero si ellos no las llevan a cabo, por mucho que el de fuera implante o cambie cosas, no sirve para nada. El mérito es de ellos, totalmente.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate