La Rioja
Álvaro Traver se despide del campo con aplausos.    díaz uriel
Álvaro Traver se despide del campo con aplausos. díaz uriel

UNO A UNO

ESPECTACULAR INICIO Y FINAL BLANQUIRROJO

Fántástico partido coral de la UD Logroñés, con 25 primeros minutos espectaculares. Aguantó bien el resto del partido y aún tuvo tiempo para marcar el cuarto gol en el tiempo añadido.

Durante muchos minutos fue mero espectador del partido, pero cuando su equipo necesitó de su concurso, apareció de manera espectacular. Tres actuaciones sobresalientes en tres mano a mano con Achraf, Vergos y Campuzano. En las tres evitó el gol del Castilla.

Al final jugó el sevillano. Tenía dudas acerca de su participación, pero completó los noventa minutos. Sin problemas en defensa ni con Enzo ni con Sergio Pérez, se sumó al ataque cuando tuvo la oportunidad y además ofertando buenos balones en algunos casos.

Un nuevo partido inmaculado del defensa alavés. Sin problemas, atento a los balones sueltos y dando salida al cuero. Se beneficia de que el equipo está mucho más ordenado sobre el césped, con las líneas más juntas y con presión más alta.

Encuentro muy similar al que protagonizó su compañero en el centro de la zaga, pero adornado con un nuevo gol en su cuenta particular, el tercero esta temporada. Otro jugador que ha cambiado. No pierde el sitio con la facilidad que lo hacía antaño.

Buen partido en defensa y en ataque del lateral zurdo. Tuvo sus problemas con Sergio Pérez, pero los solventó sin mayores apuros. Ofreció buenos apoyos en ataque, tanto a Coulibaly como a Espina.

Primer partido que no completa el logroñés desde que llegó, pero encuentro inmaculado en su posición. Pasa desapercibido, pero siempre está en el punto adecuado. Dio Salida al balón, cerró espacios en el centro y aportó un día más el equilibrio necesario.

No había participado en los últimos partidos y entró por la ausencia de Sergio Reguilón. No notó la falta de minutos y en su haber, además del trabajo, queda un fantástico gol, el primero, que conjugó un maravilloso control orientado, potencia en la carrera y frialdad para regatear a Archraf dentro del área, primero, y a Carlos Abad, segundo, para marcar a puerta vacía.

Espectacular un partido más y sobre todo desde la llegada de Sergio Rodríguez, pues juega donde le gusta. Destruye, recupera, crea y da continuidad al equipo. Difícil que pierde un balón y además le sobra tiempo para meter un balón entre central y lateral como el que supuso el cuarto gol de la UD Logroñés.

El más rápido en ver el fútbol. La jugada del primer gol lleva su firma, al pensar antes que nadie, y además marcó el tercer gol riojano. Tiene libertad de movimientos y como además el equipo disfruta de más posesión del balón no se debe castigar tanto en defensa.

Lo único que le falta al jugador senegalés es el gol, pero ayer se topó con el cuerpo de Carlos Abad. Arrancó desde la banda izquierda para ofrecer generosidad a sus compañeros. Y además se emplea en defensa para ayudar al lateral. Participó en el primer gol y generó el tercero con su eslalon entre defensas del Castilla.

No marcó en esta ocasión, pero su fútbol y movilidad son fundamentales para este equipo. Amén de trabajar en punta, se movió mucho por el campo en busca del cuero y de combinar con sus compañeros.

Saltó al terreno de juego pasada la hora de partido. Cumplió con lo que se esperaba de él: recuperar balones y dar equilibrio a la medular.

Pocos minutos sobre el césped. Buscó el balón y se embebió del juego colectivo del equipo. Es un futbolista del agrado del técnico.

El brasileño destaca por su buena definición y no desaprovechó la oportunidad que tuvo. Búsqueda perfecta del balón y definición certera.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate