La Rioja

SEGUNDA DIVISIÓN B

«Con lo que hemos hecho no es suficiente»

Sergio Rodríguez explica uno de los ejercicios a sus jugadores durante el entrenamiento de ayer por la tarde. :: jonathan herreros
Sergio Rodríguez explica uno de los ejercicios a sus jugadores durante el entrenamiento de ayer por la tarde. :: jonathan herreros
  • Sergio Rodríguez Entrenador de la UD Logroñés

  • El preparador riojano se mantiene firme en el discurso realista y adelanta que si bien el Castilla no ha variado como bloque, llega a Las Gaunas en busca de un cambio de inercia

Tres días y partido. No es Liga y Europa, sino una semana diferente. Corta y excitante, sobre todo después de que la UD Logroñés enlazara el pasado domingo su tercera victoria consecutiva. Sergio Rodríguez verá el partido desde la grada, alteración a la que no da excesiva importancia. Más centrado está en cómo superar a un Castilla que llega en situación crítica a Las Gaunas ya que ha perdido los dos últimos partidos y ha salido del play off de ascenso. El técnico quiere irse de 'vacaciones' con 47 puntos, aunque no sabe si son suficientes para afirmar que la permanencia es una realidad. «Hemos enlazado tres victorias, pero tenemos que concienciarnos de que no es suficiente. Tenemos que conseguir más cosas», advierte.

- Semana corta, con apenas tiempo para preparar el partido de mañana. Recuperar y poco más.

- Es una semana atípica en la que lo fundamental es recuperar a los jugadores de las molestias con las que han regresado de La Palma, sobre todo en la plantas de los pies.

- ¿Sabe ya desde dónde vera el partido? (Le castigaron ayer con tres partidos de suspensión)

- Imagino que desde la grada, aunque no lo he preguntado. Supongo que desde la zona más alta, donde se sitúan los medios de comunicación, que es desde donde mejor se ve. ¿Si cambia algo? Hay gente que lo hace igual de bien que yo o mejor. El día del partido, el cuerpo técnico no es definitivo. Desde arriba se ve todo mucho mejor. - ¿Sabe por qué le expulsaron?

- Por protestar. Cuando vino el árbitro pensaba que me iba a amonestar, pero me expulsó. Fue una sorpresa y una equivocación mía.

- Su primer partido con la UD Logroñés en Segunda B fue ante el Castilla y ganó 0-4. ¿Supone algo especial para usted volver a medirse a este rival?

- Es un partido más, un partido muy difícil porque el Castilla llega a Logroño después de haber perdido los dos últimos encuentros. Nosotros hemos enlazado tres victorias, pero tenemos que concienciarnos de que no es suficiente. Tenemos que conseguir más cosas.

- ¿La victoria y los 47 puntos dan la permanencia?

- No lo sé. Si se gana estaremos bastante cerca, pero tal y como están los resultados cualquiera se atreve a aventurar nada. Otros años con 44 ó 45 puntos te salvabas, pero esta temporada necesitaremos más puntos. Además, tampoco me he puesto a pensar ni a calcular. Nuestro único cálculo es que mañana jugamos contra el Castilla, que queremos ganar y que si lo conseguimos estaremos más cerca del objetivo.

- El Castilla está mostrándose muy irregular en sus resultados. Le cuesta ganar lejos de Valdebebas, pero también perder y suma muchos empates. Además se está jugando entrar en el play off de ascenso. Ante tantos números, ¿qué comportamiento espera del Castilla en Las Gaunas?

- Primero, quiere cortar la racha negativa cuanto antes. Le vimos hace quince días en Madrid y lo que hemos apreciado es que su comportamiento colectivo es el mismo que mostró cuando jugó contra nosotros, pero por otro lado es un equipo de grandes individualidades. Si no las contrarrestamos, el partido se complica. El partido de mañana no será como el de la primera vuelta, sino que afrontamos un encuentro muy diferente. Tenemos que saber cómo hacerle daño.

- ¿Sigue arrastrando déficit defensivo?

- Es un equipo que piensa en atacar y en tener la pelota. Además, son jóvenes y descuidan un poco la defensa, pero cuenta con buenos jugadores atrás.

- Se presume un Castilla abierto y con la intención de jugar. Por un lado, es una ventaja, pero si le da por jugar es una desventaja.

- Por mucho que quiera cerrarse, no lo consigue por su mentalidad. Ellos siempre quieren ser los protagonistas, dominar y tener el balón, así que cuando más sufren es cuando consigues que no sean los protagonistas.

- La jornada comienza hoy y en uno de sus partidos se miden Barakaldo y Amorebieta.

- El Amorebieta me da mucho respeto, porque además de la dinámica en la que está, en su campo está muy fuerte. Ha salido de los puestos de descenso, así que está haciendo las cosas bien.

- No puede contar con Reguilón por cláusula contractual. Hace poco se hablaba de estas cláusulas del miedo. ¿Qué le parece?

- Sergio es un jugador del Real Madrid y su club puede hacer lo que quiera. Es un futbolista en formación y lo ideal es que juegue todo lo que pueda, pero hay que asumir su ausencia.

- En menos de un mes ha dotado al equipo de una imagen indestructible, pero usted se encarga de rebajar la euforia y recordar que todo cambia de un momento a otro. ¿El vestuario es consciente de esta realidad?

- Yo creo que sí. Sólo hay que analizar dónde estamos: a cinco puntos de promoción, a ocho del descenso y con quince en juego. Si estuviéramos salvados, podríamos hablar con otras palabras, pero no es así. Nos importa el día a día y el rendimiento de los jugadores. A veces se gana y a veces se pierde. Los jugadores están comprometidos y trabajan bien, pero a veces ganas y otras pierdes. No nos podemos dejar llevar sólo por el resultado porque entonces esto sería una locura.

- Pero sabe que fuera del vestuario lo que manda es el resultado.

- Lo sé y lo entiendo, pero yo no podría vivir así. Cuando era jugador sabía que se ganaba y se perdía, pero también que había que mantener un equilibrio entre la victoria y la derrota. Hay que saber admitir la frustración de la derrota y no dar excesiva importancia ni a ganar ni a perder.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate