La Rioja

Intensidad, presión, control y disparo, las pautas del miércoles

Entrenamiento nocturno de la UD Logroñés el de ayer en el Mundial'82. A los habituales jugadores de cada sesión se unieron ayer el futbolista del filial Kike Fernández y los dos guardametas del equipo juvenil, Álvaro Marín y Alain Bilbao, que trabajaron sobre todo a las órdenes de Sergio Montenegro y después tomaron parte en los partidillos que se celebraron en dos campos.

El entrenamiento del míercoles tiene siempre mucho de trabajo físico, aunque con el balón por medio. Sergio Rodríguez quiere a sus hombres comprometidos con la recuperación del esférico y ayer, formando varios equipos, los ejercicios tendían siempre a controlar por parte de unos y a presionar y robar por parte de los otros. El entrenamiento finalizó con una sesión de centros y remates sobre cuatro porterías.