La Rioja

La discusión entre Pastor y Juanfran continuó en el túnel de vestuarios

  • Juanfran minimizó lo sucedido, mientras Fran Pastor admitía un calentón, que «al final sólo se queda en un mal momento»

La mala situación por la que atraviesa el conjunto blanquirrojo hizo que el domingo afloraran los nervios al final del partido. Nada más señalar el colegiado el final del partido, Fran Pastor se encaró con Juanfran Guarnido mientras el resto de jugadores se iba a vestuarios. Discusión que fue presenciada por la mayor parte de los espectadores, que se estaban empezando a retirar de las gradas.

El extremo le reprochaba al delantero centro una acción en el tramo final del partido en la que le había estorbado. El caso es que en el túnel de vestuarios continuó la discusión e incluso parece que, según testigos presenciales del hecho, llegaron por momentos a las manos, sin que pasara a mayores.

Fran Pastor, que estuvo durante la noche aquejado de fiebre y vómitos, no acudió a la sesión preparatoria de ayer lunes. Por la tarde se encontraba mejor e indicaba que tal vez le sentó mal algo que había comido o cenado. El extremo indicaba que al final del partido tuvo un calentón y la tensión acumulada se le fue un poco de las manos. «Fui a enfadarme con el que mejor me llevo del equipo, con el que he comido muchas veces. Son cosas que pasan en el fútbol, en muchos equipos, y que después se quedan en eso, en un mal momento», decía.

Pastor aseguraba que «no pasó nada más». «Lo que sucede es que en los momentos en que las cosas van mal todo se magnifica, pero lo hablamos en el vestuario e incluso el mismo domingo por la noche le llame por teléfono para disculparme por haber descargado mi frustración con él, máxime con lo mal que lo está pasando», comentó.

Juanfran, por su parte, minimizó lo sucedido. «No pasó nada, son cosas del fútbol y ahí se quedan», indicaba el delantero, que tampoco quiso darle mayor importancia a los silbidos que pudo escuchar a en Las Gaunas. «En lo único que pienso es entrenarme bien y jugar lo mejor posible», aseguraba.

Rafa Berges también aseguró que no pasó nada raro ni especial, salvo que los jugadores estaban tocados por el partido y el resultado.