La Rioja

Las bandas adquieren protagonismo

Las bandas adquieren protagonismo
  • Carles Salvador gana enteros para volver a jugar en el centro del campo blanquirrojo ante el Zamudio

La llegada de Titi y Traver al seno de la plantilla de la UD Logroñés parece que ha supuesto un cambio en el posible esquema de juego que puede emplear el conjunto blanquirrojo en el partido del domingo ante el Zamudio.

Rafael Berges ha optado desde su llegada al equipo riojano por juego más interior que exterior. Han sido varios los partidos en que solamente una banda, la izquierda, tenía dos hombres para subirla, como eran los casos de Paredes, en el lateral, y de Sergio Reguilón en zona de ataque, mientras que por la derecha, Amelibia o Ferrone, últimamente, jugaban en el lateral, con Muneta apareciendo como falso extremo, entrando siempre hacia el centro a pierna cambiada. En otras ocasiones era Espina el extremo izquierdo, pero con clara propensión a entrar hacia adentro. Las bandas eran para los laterales, que no se prodigaban en exceso a la hora de subir

En la sesión de ayer, en uno de los ejercicios, Rafael Berges trabajó la salida por banda con ocho jugadores. Rico y Santos en el lateral derecho, enviando balones largos a Titi y Pastor, por la banda; mientras que por la izquierda, eran Paredes y Ferrone los que lanzaban a sus compañeros Reguilón y Traver por delante.

Cada carrera finalizaba con un centro desde la banda o un remate si el balón llevaba más verticalidad. Lo que quedó claro es que, para este partido al menos, las bandas adquieren de nuevo protagonismo en el juego de la UD Logroñés que las va a necesitar en un choque en el que el rival vendrá a defender la parcela y salir a la contra.

Así, parece que Luca Ferrone o Julio Rico jugarían el domingo como laterales por la derecha, mientras que Paredes lo haría por la izquierda. Y arriba, Titi por la derecha y Traver (Reguilón está sancionado) por la izquierda, formarían como estiletes en las bandas.

Mientras esa situación se producía en un lado del campo, en el otro, los demás jugadores buscaban la portería, saliendo el balón desde el centro de la defensa, jugando por dentro, con toques entre líneas y disparos a gol desde fuera del área.

En el siguiente ejercicio, Rafael Berges quiso trabajar sobre una defensa en línea, buscando la verticalidad de los hombres de ataque para superarla, trabajando sobre la forma de juego del Zamudio y cómo superarla a lo largo del encuentro.

Finalizó el entrenamiento con un partido de once contra once en tres cuartos de campo. El técnico, atento en todo momento, estuvo dando instrucciones a sus jugadores a lo largo del mismo, solicitando siempre que las acciones tuvieran intensidad, tanto en ataque como en defensa. Berges no dio demasiadas pistas sobre la composición de un posible once inicial el domingo, porque mezcló a los jugadores, aunque dejó ver alguna clave para que llegue un nuevo triunfo al seno de la entidad blanquirroja.

Así, el miércoles y ayer, en los partidillos de cada jornada, ha situado juntos a César Remón y Carles Salvador, en el doble pivote del centro del campo, por delante de la defensa, por lo que éste último gana enteros a la hora de pensar en su titularidad para el partido del domingo. Adrián León, habitual en la zona, participó en el equipo contrario, aunque bien podría también ser de la partida en otro puesto, junto a los dos compañeros mencionados, si se utiliza el triple pivote.

En cualquier caso, durante los ensayos de esta semana se está haciendo hincapié en una total concentración defensiva, con la idea de evitar sustos, y en el trabajo colectivo para llegar a la portería rival con más posibilidades de marcar. Entre hoy y mañana Berges aportará más claves para definir un once que gane, sí o sí, al Zamudio.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate