La Rioja

El Socuéllamos muda su piel

Dos jugadores del Socuéllamos y Barakaldo pugna por el balón. :: mireya lópez
Dos jugadores del Socuéllamos y Barakaldo pugna por el balón. :: mireya lópez
  • El equipo manchego se ha renovado en enero en busca de mantener la categoría, aunque su inicio de segunda vuelta es deficitario

Aquí mando yo. Al menos, eso dicen los números del Socuéllamos en el Paquito Jiménez, su recinto. Los manchegos recibirán a la UD Logroñés en puestos de descenso, pero con tan solo tres puntos menos que los riojanos. Su fuerza reside en su campo y su afición. De hecho, los siete triunfos que suma en liga los ha conseguido en su tierra. No sabe ganar fuera y aunque perdió en Las Gaunas, pocos equipos, cuatro, han puntuado en su campo.

Más de una docena de jugadores han llegado al Socuéllamos desde el pasado verano, con un gran movimiento en el marcador invernal, ya que durante enero abandonaron el club siete futbolistas y llegaron cinco. Equipo prácticamente nuevo que quedó encuadrado en el grupo norte, algo que no es habitual, pero es el riesgo que asumen los clubes ciudadrealeños, en ocasiones moneda de cambio para cuadrar competiciones. Jugadores que proceden, en su mayoría, del fútbol mediterráneo, con pinceladas madrileñas y alguna nota discordante, caso de Héctor Escudo, que llegó del Barakaldo, o del centrocampista Óscar Martín, que hace unas semanas jugaba en el Miedz Legnica de Polonia. Carlos Saavedra ha sustituido al portero Javi López, que jugó en Logroño, y Pau Franch ha dejado el Tudelano para enrolarse en el Socuéllamos. Entre las bajas destaca la de Javilillo, por lesión, y al que el aficionado blanquirrojo puede recordar por un espectacular gol que marcó en Las Gaunas con la camiseta de la Arandina. En total, Javi García cuenta con dieciocho futbolistas en la plantilla.

Mañana no estará sobre el césped Jacinto Trillo, socuellamino de nacimiento, capitán y jugador básico en la formación azul. Futbolistas y sistemas al margen, si por algo destaca el Socuéllamos es por su capacidad competitiva frente a conjuntos que pelean por sus mismos objetivos. Así, en el Paquito Jiménez ha ganado a Amorebieta, Zamudio y Sestao, cuyo reto también es la permanencia. Pero también es capaz de doblegar a clubes de mayor potencial, caso de Barakaldo, Arenas o Leioa o filiales complejos como la Real Sociedad B.

Sin embargo, esos datos contrastan con otros dos. Por un lado, su mal inicio de segunda vuelta, donde acumula tres derrotas (Athletic, Barakaldo y Arenas) y una única victoria, Sestao. Por otro, es un equipo al que no es complicado hacerle goles, ya que en los veintitrés partidos disputados ha encajado 32 goles, cifra que sólo empeoran Sanse (39) y Zamudio (52).

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate