La Rioja

«Si juego el domingo es porque me encuentro bien»

Miguel Martínez volvió con el año nuevo en la sesión vespertina del día dos. :: miguel herreros
Miguel Martínez volvió con el año nuevo en la sesión vespertina del día dos. :: miguel herreros
  • El portero y capitán blanquirrojo ya está entrenándose como uno más de la plantilla, presto para reaparecer tras un mes de baja

  • Miguel Martínez Guardameta de la UD Logroñés

La llegada del año nuevo ha significado también la presencia de Miguel Martínez en los entrenamientos de la plantilla de la UD Logroñés. Se lesionó el pasado día tres de diciembre en Irún y un mes después, lo habitual en una lesión por rotura fibrilar, el guardameta blanquirrojo ya está trabajando sobre el césped del Mundial'82 con sus compañeros.

Ayer se le realizó una ecografía en la que se pudo apreciar que la rotura está ya cerrada, por lo que hoy mismo solicitará el alta para poder jugar el domingo si todo sigue su curso.

- La mejor noticia...

- Se ve que está todo bien, un poco blando, como es natural, pero cicatrizado. Así que, en principio, puedo estar para jugar, aunque siempre queda un pequeño riesgo.

- ¿Se ve usted en condiciones para jugar, según lo que está viendo en los entrenamientos?

- De momento me encuentro bien. Estoy haciendo cosas con el grupo, la pierna no se resiente y sólo falta probar el golpeo del balón, que puede ser lo más problemático. Yo creo que podré estar para el fin de semana.

- Además, con Felipe lesionado, tal vez haya tenido que agilizar su puesta a punto...

- Quizás hemos apurado un poco más de lo planificado. Lo suyo hubiese sido tirar una semana más para estar más seguros, pero si estoy disponible para el fin de semana es porque me encuentro bien y no hay riesgo. Yo tengo claro que si hubiese riesgo preferiría esperar una semana más y no exponerme al peligro de volver a romperme y poder estar otro mes o más parado otra vez. Si todo va bien y salgo a jugar es porque estoy al cien por cien.

- ¿Cómo lo pasa un hombre que juega cada domingo?

- Es algo a lo que no estás acostumbrado. No te haces a ver al equipo desde la grada o a no poder verlo cuando juega fuera. Verte de nuevo en la dinámica de grupo y es otra manera de afrontar el año nuevo con muchas ganas de aportar. Y si puedo jugar, mucho mejor

- ¿Piensan en cambiar la dinámica desde el primer día del nuevo año?

- Para eso estamos trabajando. Está claro que la posición en la tabla no es la idónea. La igualdad hace que tengamos que confiar y sabemos que si somos capaces de empezar el año bien, con la igualdad que hay, podemos engancharnos y subir puestos, que es lo que todos queremos

- ¿Y mirar definitivamente sólo hacia arriba?

- Yo creo que lo que tenemos que mirar es el partido del domingo, que es el importante ahora mismo y que es donde tenemos que ir a conseguir los tres puntos. Nos está costando algo más sacar partidos fuera de casa, pero somos capaces de competir con cualquiera y hemos ganado a gente que está en puestos superiores al nuestro. Eso nos da confianza para saber que podemos competir contra cualquiera.

- Con dos resultados mejores en la primera vuelta, el equipo estaría en puesto de 'play off' ¿Tan igualado se ve el grupo?

- Cada fin de semana se comprueba la igualdad. Equipos que están abajo ganan, equipos que están arriba pueden perder. No suele haber victorias muy abultadas, excepto casos raros. Creo que va a ser la tónica de todo el año. Nosotros somos capaces de ganar a cualquiera, cualquiera es capaz de ganarnos. No hay grandes diferencias y nuestra idea es empezar el año con buen pie, si Dios quiere con una victoria lejos de casa que haga que cojamos esa confianza necesitamos. A ver si a partir de ahí podemos conseguir mejores resultados.

- Pero el precipicio también está cerca (a dos puntos)...

- Es lo que tiene esta Liga con la igualdad que hay. Estamos cerca de arriba y al lado de abajo. La clasificación no es la que todos queríamos, pero hay que tener mente positiva, trabajar con fuerza e intentar sacar un resultado positivo para empezar el mes de enero con buen pie.