La Rioja

Adiós al año del cambio en la UDL

Adiós al año del cambio en la UDL
  • La disputa del segundo play off de ascenso, la dimisión de Carlos Pouso y el superávit económico definen al club riojano en el 2016

  • Los jugadores de la UDL descansan mientras la entidad cambia de año en busca de un rumbo que le lleve, de verdad, a Segunda División

Se despide el año y lo hace con silencio en las instalaciones del Mundial'82, escenario habitual del trabajo diario de la Unión Deportiva Logroñés. Hoy no hay actividad. La plantilla esta citada el lunes a las 18.00 horas. Ese día se acabaron las vacaciones, ya que esa tarde comenzará a preparar el partido contra el Lejona, que abrirá la segunda vuelta liguera, el domingo 8 de enero.

El año se despide con muchos apuntes, unos de mayor relevancia que otros. Deportivamente, disputar consecutivamente el segundo play off de ascenso ha sido lo más destacable, aunque comparte protagonismo con el final de la etapa de Carlos Pouso en el banquillo de Las Gaunas. Socialmente, el equipo mantiene números, si bien la disputa del play off unió aún más a afición y equipo. Ha crecido el sentimiento. Económicamente, la UD Logroñés cerró con superávit el ejercicio gracias a su trayectoria en la Copa del Rey y a esas dos eliminatorias de play off. Es decir, cuando los números deportivos son buenos, todo funciona mejor y casi por inercia.

El 12 de junio se puso punto y final al segundo intento de ascenso a Segunda División. Fue en Sevilla, en la ciudad deportiva sevillista y ante un equipo que hoy disfruta de lo que significa la Segunda División. Los riojanos se clasificaron de nuevo cuartos en la Liga y en primera ronda lograron eliminar con sacrificio, trabajo y fortuna el Villarreal B, conjunto construido para cotas más altas. El gol que marcó Iker Alegre en la localidad castellonense (1-1) supuso el pase a la segunda ronda después de empatar sin goles en Las Gaunas.

De filial a filial, aunque con menor suerte. El Sevilla Atlético hizo bueno el gol que marcó en Las Gaunas, el único en la eliminatoria. Ese acierto de Borja Lasso ante Miguel apeó a los riojanos de su sueño ya que a la derrota en Logroño (0-1) le siguió el empate sin goles en la capital andaluza.

La segunda noticia deportiva del año la firmó Carlos Pouso, que en su tercera temporada optó por dejar el banquillo y quedarse en los despachos. El técnico vasco no logró dotar del ritmo exigible a su equipo en la búsqueda de sus objetivos. Así, dimitió el 14 de noviembre, un día después de que el Mensajero ganara en Las Gaunas (1-2) y ocho desde que la UDL perdiera en Navalcarnero (2-0) y Pouso comunicará su decisión a Félix Revuelta. El cordobés Rafa Berges tomó el mando después de que Sergio Rodríguez dirigiera al equipo ante el Castilla y la Real Sociedad B.

El preparador vasco ha sido el técnico que más días ha entrenado a la UD Logroñés, 782, y quien más partidos ha estado en la banda, 101, con un balance de 43 victorias, 30 empates, 28 derrotas, 126 goles a favor y 94 en contra. Números que se completan con los dos únicos play offs de ascenso que ha disputado el equipo en su corta historia.

Estos éxitos deportivos que la entidad ha cosechado desde el 24 de septiembre del 2014, día en el que Carlos Pouso ganó su primer partido con la UDL, se han traducido en un mayor sentimiento blanquirrojo por el club, aunque los resultados de esta temporada han hecho que la afluencia a Las Gaunas no haya crecido e incluso haya bajado en algunos encuentros.

El otro gran titular del año es el que deja la economía blanquirroja. Por primera vez, ésta ha cerrado un ejercicio con superávit, concretamente con 81.119 euros en caja. Félix Revuelta y su equipo habían presupuestado concluir el año con un déficit de 93.000 euros, por lo que el cuadro riojano ingresó 174.119 euros más de los previstos. Su trayectoria en la Copa, donde eliminó a Linares y UCAM y jugó también en Las Gaunas contra el Sevilla y los dos partidos de play off cambiaron los números rojos por negros.