La Rioja
Rafa Berges, en un entrenamiento con la UDL. :: j. rodríguez
Rafa Berges, en un entrenamiento con la UDL. :: j. rodríguez

SEGUNDA DIVISIÓN B

La UDL busca gol en el mercado

  • La entidad quiere reforzar su ataque, el juego de banda y la salida del balón

La plantilla de la UD Logroñés regresará el lunes a los entrenamientos. Días para hablar, aunque posiblemente ya haya conversaciones. Los técnicos blanquirrojos trabajan en la búsqueda de gol en el mercado de invierno. Rafa Berges y Carlos Pouso saben lo que quieren y coinciden en que esta plantilla demanda más potencial ofensivo, tanto en la definición como en la creación de juego.

«Ni diez, ni ocho, ni seis», decía Carlos Pouso el pasado lunes en los estudios de TVR. Se refería al número de jugadores que pueden llegar en los próximos días. Seis no, pero quizá cuatro, sí. La UD Logroñés tiene que dirimir con rapidez quién se va y quién llega, porque para que unos vistan la camiseta blanquirroja otros se la tienen que quitar. Cuestión de matemáticas.

Dos son las líneas principales que quieren reforzar los técnicos: la delantera y el centro del campo, pero con carácter creativo, de ataque. Hasta la fecha, Pablo Espina es el delantero más rentable del equipo, a pesar de que responde más al perfil de media punta que de nueve puro. La entidad peina el mercado en busca de al menos un nueve que tenga gol. Y si es posible, dos. Además de Espina, Sergio Mendiguchia ha cargado con esa responsabilidad, pero sus tantos se reducen a dos en los dieciocho partidos que ha disputado. Aquí, Rafa Berges y sobre todo Carlos Pouso deben decidir el futuro de dos atacantes: Juanfran Guarnido y Fran Pastor. Ninguno de los dos ha tenido protagonismo a lo largo de la temporada y ambos están lesionados. Sin fecha definida para su regreso, ambos comenzarían prácticamente de cero en la segunda vuelta y la entidad riojana demanda futbolistas que rindan al máximo desde el primer minuto.

El juego por banda también se quiere potenciar. La llegada de Rafa Berges ha traído consigo la utilización de laterales avanzados o carrileros. Con anteriores dibujos, Thaylor y Sergio Reguilón han sido quienes más minutos han disputado pegados a ambas bandas. Al primero se le considera delantero y el segundo ha evolucionado de lateral a centrocampista, aunque el mismo reconoce que le costaba moverse en esa posición. Aún así, es el segundo máximo goleador del equipo, con cinco aciertos. Para llegar al área, la UD Logroñés necesita desborde por los carriles y no sólo juego por dentro, donde cuenta con más futbolistas.

Tercer objetivo. Sorprendente, pero no tanto. Un medio centro con experiencia en la categoría. Es una de las ideas que los técnicos manejan para que la UD Logroñés logre mejores números en la segunda vuelta e intentar, como dice Pouso, alcanzar el objetivo de jugar el play .

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate