La Rioja

Un entrenador serio con pasado en Segunda y poca experiencia en Segunda B

De Rafa Berges (Córdoba, 1971) aseguran que es un técnico serio, metódico en el trabajo y con las ideas claras que, curiosamente, destacó en Segunda División, pero apenas acumula experiencia en Segunda B y que también ha dirigido en Tercera División. Como muchos otros exjugadores, el cordobés intenta abrirse un hueco en el complicado mundo de los banquillos.

De Rafa Berges queda aquel recuerdo olímpico de Barcelona'92, donde se colgó la medalla de oro. Como jugador desarrolló su carrera en el Celta, principalmente. Allí estuvo ocho de las diez campañas que jugó en la élite. Las otras dos las firmó en Tenerife. Conoce bien el viejo Las Gaunas, pero quien le juzgará será el nuevo.

Berges destacó en el Córdoba, en la campaña 2012/13. Paco Jémez se marchó y el club apostó por él. Llegó a octavos de final de Copa, pero fue destituido en la recta final de la Liga. No fue profeta en su tierra y poco después llegó a Jaén, en una época complicada para el club. Acabó décimo en la tabla y no siguió. Otras aventuras le situaron en Lucena, Linares, Pozoblanco, Almería e incluso en el Séneca, un conjunto cordobés de cantera. Ayer comenzó una muy diferente. Regresa al norte, aunque a un norte menos lluvioso que el que le acogió durante ocho años a orillas del Atlántico.

De su fútbol afirman que es práctico. Ni vistoso, ni rocoso; ni directo ni de toque constante y menos en zonas de riesgo. Fútbol para ganar partidos. «Todos queremos jugar bien, pero lo importante es ganar partidos», venía a decir ayer. Mensaje muy claro. A él se le exigirá que gane ya en Irún el próximo domingo. En la UD Logroñés coincidirá de nuevo con Juanfran Guarnido y con Sergio Mendi, los dos puntas blanquirrojos. Este último marcó diez goles en Segunda B y Segunda en la campaña 2013/14.