La Rioja

Julio Rico vuela por encima de Galas. El jugador de la UDL acabó expulsado.   juanjo valverde
Julio Rico vuela por encima de Galas. El jugador de la UDL acabó expulsado. juanjo valverde

UNO A UNO

GRAN PRIMERA HORA SIN RESPUESTA FINAL

Los jugadores de la UD Logroñés posibilitaron una gran primera hora en el Carlos Belmonte. Serios, precisos y generando muchas dudas en un gran rival. No hubo acierto en los disparos desde la frontal durante esta hora, y tras el gol visitante sí que el equipo adoleció de un paso más para irse a por el empate.

Dudó en tres balones altos, pero brilló especialmente bajo palos en dos buenas intervenciones, una en el larguero, y otra en el mano a mano con Gila en el 75.

Buen rendimiento del lateral derecho de la UD Logroñés. Estuvo serio, expeditivo y contundente. Además se incorporó al ataque con cierta facilidad. Se le vio rápido y preciso. Acabó expulsado por doble amarilla.

En la línea del resto del equipo en defensa. Acertado, serio y sin inseguridades. Salió bien a Aridane y mantuvo la línea defensiva en una zona adecuada. Hubo un desajuste en el gol de Aridane, pero quizás el problema fue dejar poner el centro a Josán.

De nuevo buen papel del central zurdo gallego. Estuvo serio en el aspecto defensivo, salió muy bien a la espalda de Aridane y mostró un par de diagonales muy buenas cuando tuvo oportunidad de hacerlo.

Al mismo nivel que el resto de la línea de cuatro en defensa. Bastante serio y contundente, sin problemas de golpear en largo cuando tocaba. No se le vio tanto en ataque, porque tuvo que defender a Josán, el mejor del partido.

De nuevo muy importante en esa labor en el centro del campo junto a Adrián León en el doble pivote. Trabajo sordo pero necesario para robar y que el resto del equipo se pueda dedicar a crear. Tras el gol encajado fue sustituido porque su labor ya no era tan importante.

Una vez más jugó todos los minutos, y de nuevo demostró ser uno de los pilares fundamentales del equipo para ofrecer una visión tan positiva en Albacete a pesar del resultado. Quizás faltó dar un paso adelante una vez el equipo rival se puso por delante. Estuvo precipitado.

Ocupó el extremo derecho desde el inicio. Estuvo sobre el césped hasta el minuto 21. Tuvo que dejar su sitio a Thaylor. De nuevo lesionado el extremo más vertical del equipo.

Su papel era claro: conectar el buen trabajo defensivo con el ataque, ya fuera por dentro y por fuera. Y hasta el gol cumplió con creces. Se le vio inspirado, confiado y cómodo, a pesar del nivel del rival. Tuvo dos buenos disparos. Trasel gol, como al resto del equipo, le faltó paciencia y precisión.

Claramente de más a menos, a buen seguro como el resto del equipo. Su calidad es incuestionable y generó problemas al lateral derecho local, Álvaro, durante la primera hora de encuentro. Faltó algo de acierto en los balones desde el lateral al centro del área.

De nuevo como referencia ofensiva. De nuevo como punta de lanza. De nuevo de vital importancia para bajar los balones y esperar la llegada de sus compañeros a zona de remates. Tres puso y tres buenos disparos logró su equipo. No hubo acierto, pero Espina fue el mejor de los locales en la primera parte.

Disfrutó de más de setenta minutos por la lesión de Fran Pastor en la primera parte. Es un futbolista muy vertical y con mucha clase, pero le falta tranquilidad para acertar en la última decisión, que por otra parte es la más importante. Otra vez de más a menos.

Tras el gol saltó al césped con el objetivo de tener la pelota y poder dirigir los ataques de su equipo sobre el área contraria. No tuvo la pelota, no pudo hacer trabajo, por tanto no estuvo bien, quizás porque tampoco sus compañeros supieron interpretar lo necesario que era darle balones a Muneta para irse a por el empate.

Saltó al césped para situarse como 9 y mandar a Espina como mediapunta en busca de nuevas soluciones para empatar el partido. No se generó ninguna jugada de peligro y Mendi en ataque pasó desapercibido por la ausencia de ocasiones.