La Rioja

Luca Ferrone, un debut con victoria

Luca Ferrone, un debut con victoria
  • Diez jornadas han transcurrido hasta que se ha producido el debut de Ferrone y, a partir de ahora, el jugador espera contar para el entrenador

  • El defensa blanquirrojo jugó contra el Arenas, en el primer triunfo de la UD Logroñés fuera de casa

Dos meses ha tardado en jugar sus primeros minutos como blanquirrojo en competición oficial. Luca Ferrone, fichaje de este verano, no había disputado un solo minuto con la UD Logroñés hasta el partido del sábado pasado en Gobela. Sustituyó a Reguilón en el minuto 70 y jugó en la derecha, por delante de Julio Rico.

Ferrone se siente satisfecho por haber jugado y haber ayudado al equipo a conseguir la victoria: «La verdad es que lo necesitaba. Llevaba tiempo trabajando bien y me llegó la oportunidad el sábado. Estoy satisfecho, porque debutar en un partido así no es fácil. Lo primero por lo personal, porque llevaba cero minutos y nunca es fácil entrar, pero también porque era un partido complicado, con mucha intensidad, con el marcador corto. Pienso que mantuve el nivel del equipo y que aporté un poco de fuerza y de trabajo. Tenía que intentar correr hacia adelante, porque Reguilón estaba ya muy cansado. Y también aportar músculo para ayudar a Julio en tareas defensivas».

Parece que se encontró a gusto en el campo después de tanto tiempo: «Muy bien, mejor de lo que me esperaba. Y con la victoria final, el trabajo hecho sabe todavía mejor».

Un tipo tranquilo

El caso es que no había jugado un solo minuto hasta ahora. El propio Luca explica los motivos: «Empecé flojito en el aspecto físico y eso me tuvo un poco al margen del equipo. No acababa de entrar porque no me encontraba bien. Hablé con el míster. Siempre que he hablado con él, ha confiado en mí. Poco a poco me he ido encontrando mejor y el sábado debuté. Eso es buena señal», indica.

Se especuló en algún momento con una mala relación con el entrenador. Ferrone lo niega tajantemente: «En ningún momento ha habido un choque de ningún tipo. Yo soy un tipo tranquilo y él, por lo que he visto hasta ahora, es todavía más que yo. No ha habido ningún problema, ningún choque, ninguna discusión. Los dos sabíamos lo que había y los dos sabemos lo que hay que hacer».

«Hace justo un año que me operé del cruzado y el parón del verano me vino un poco mal. Yo dejé de jugar en mayo. Muchos de los que están aquí, terminaron en junio. Llegué, en ese aspecto, con un poco de retraso. Yo hable con el míster en agosto, le dije que creía que para octubre ya estaría bien y pienso que ya lo vengo demostrando en los entrenamientos», asegura el jugador para dejar claro que es uno más en el equipo y que el técnico lo tiene en su mente desde el primer día y para el futuro.

Luca Ferrone ha trabajado duro para estar de nuevo en su mejor forma y ha asumido su papel y el no ir convocado a los partidos. «Ante todo soy un profesional de esto. Sé que si desconecto no me va a venir bien a mí y no le va a venir bien al equipo. Somos veintiún jugadores en plantilla y todos contamos lo mismo para el entrenador. Si uno está bien, va a jugar y si uno no está bien, no juega. Lo que yo siempre me digo es que tengo que trabajar e ir a tope, porque si estoy bien, voy a jugar», asegura el defensa blanquirrojo.

Ganar en Albacete

El triunfo de Gobela ha dado alas al equipo. Se nota en los entrenamientos. Ferrone piensa que esta UD Logroñés debe ir a ganar a cualquier campo y el del Albacete es el próximo: «Cualquier equipo, y más uno como el nuestro, que estamos llamados a estar arriba, tenemos que afrontar cualquier partido con la idea de ganar y de pasar por encima del rival».

Y lo matiza: «Si podemos ganar y además hacerlo bien, con más de un gol de ventaja, por qué no. Hay que pensar en meter el primero, luego ir a por el segundo, y no ir con el freno de mano puesto».

Con Pouso, cada vez que juega dos partidos seguidos fuera de casa, el equipo saca rendimiento: «Es un dato curioso. Yo confío bastante en el partido del sábado en Albacete. Veo al equipo muy animado y creo que vamos a sacar algo interesante. Mejor aún que sea afrontar ese tipo de partidos ahora, porque venimos de una buena racha y es bueno que se nos ponga enfrente un equipo de este tamaño. Por eso, no le ve límites al equipo ahora mismo: «Creo que los límites se los pone uno mismo. El límite del equipo somos nosotros mismos. Tenemos que ir en cada partido a mejorar lo que hemos hecho anteriormente».