La Rioja

Albacete llega en buen momento

Albacete llega en buen momento
  • A la UD Logroñés se le da bien jugar dos partidos seguidos a domicilio

  • Los blanquirrojos han jugado once veces en su historia dos jornadas consecutivas lejos de Las Gaunas y los números llaman al optimismo

A nadie se le escapa que la UD Logroñés va a sufrir mucho si quiere conseguir el triunfo el sábado que viene en el Carlos Belmonte ante el Albacete. Un triunfo riojano en tierras manchegas ratificaría el buen momento del equipo, tras su victoria en Gobela, y le ayudaría a empezar a contactar con la cabeza de la clasificación de este tan igualado Grupo II.

Y no es descabellado pensar en otro buen resultado para los blanquirrojos, porque a la UD Logroñés se le suele dar bien el jugar dos partidos seguidos fuera de casa, sobre todo desde que Carlos Pouso se puso al frente del equipo en el verano de 2014.

Para empezar, en la campaña 14/15, la UD Logroñés ganaba en Compostela y cuatro días después lo hacía en Murcia, en partido aplazado de la primera jornada, situándose en el primer puesto de la clasificación. Dos victorias seguidas a domicilio. Después, casi al final se ganó en Coruxo, pero se perdió en Ferrol. En la temporada pasada, empate sin goles en Aranda para derrotar al Celta B por 0-3 en tierras gallegas. Lo mejor vino en el cambio de vuelta. Dos triunfo seguidos, en Villaviciosa y en Santiago, ambos por dos goles a cero.

Con el de Lejona al frente, la UDL ha sumado 19 puntos, de 24 posibles en este tipo de situaciones, con 6 victorias, 1 empate y 1 derrota. Ahora, después del triunfo ante el Arenas, se puede pensar en dar otra vez la campanada y sumar los tres puntos ante un Albacete que sólo ha perdido en Guernica y que en su campo ha sumado tres victorias y dos empates, estos sin goles.

La primera vez que la UD Logroñés se llevó los dos partidos seguidos a domicilio fue en su primera campaña, con Josip Visnjic. El equipo ganó ya al final de la temporada en Mallorca y Alcoy cuando se encontraba en un buen momento y obteniendo buenos resultados. Fueron 6 puntos que ayudaron a obtener una clasificación que dio opción a jugar al Copa del Rey al año siguiente.

No fue tan bien en la campaña siguiente, en el tramo final, con Nacho Martín como jefe del vestuario. Derrota en Eibar y empate en Torrelavega para sumar 1 punto de 6 posibles y perder la posibilidad de alcanzar el cuarto puesto de la tabla.

En la temporada 12/13, en el inicio de la temporada, derrota en Lezama y empate en Ipurúa ante un Eibar con el que ya no se ha vuelto a jugar, debido a los sucesivos ascensos del equipo armero hasta la Primera División.

En el cambio de vuelta, con Pepe Calvo en el banquillo, doble derrota, en Palencia y en Sestao. Algo de lo que el equipo se resarció en la campaña siguiente, en la que con Calvo todavía en el banquillo, se ganó en Tafalla por la mínima y se empató a uno gol con la SD Logroñés en Las Gaunas, pero como visitante.

Por último, en la temporada 13/14, con Raúl Llona dirigiendo al equipo blanquirrojo, se perdió con el Tropezón en Tanos para empatar en Mieres, en la primera vuelta. En el cambio de vuelta, dos derrotas consecutivas para los riojanos, con el Compostela y con el Celta B.

Con Pouso en el banquillo, estas dobles confrontaciones lejos de Las Gaunas han dejado un poso de buenos resultados para el conjunto riojano y en este desplazamiento a Albacete la idea de los jugadores blanquirrojos pasa por seguir sumando y, si son los tres puntos, mucho mejor. Mantener la racha es sinónimo de puntos y estos serían muy bien venidos en el club riojano.