La Rioja

fútbol

Una victoria de narices

  • Tras el triunfo de la UDL ante el Arenas, Pouso apareció en sala de prensa con una aparatosa tirita en su nariz

La meritoria y agónica victoria de la UDL ante el Arenas dejó un herido particular: Carlos Pouso. El técnico blanquirrojo apareció en sala de prensa con una aparatosa tirita en su nariz, consecuencia, según explicó el entrenador, de un arañazo que no apreció.

Con su habitual gracejo, acrecentado por la alegría de los tres puntos, Pouso explicó lo que había ocurrido. A la pregunta de cómo había acabado con esa tirita, contestó: "Es un arañazo. Ni puta idea. No me he dado cuenta hasta el final. Sangraba bastante. Parece que estoy haciendo un maratón. Pues mira, tres puntos y uno (señalándose a la nariz), cuatro. Si nos lo dieran... Pero no te lo creas porque no nos lo van a dar".