La Rioja

El técnico blanquirrojo anima a sus hombres durante un ejercicio. :: jonathan herreros
El técnico blanquirrojo anima a sus hombres durante un ejercicio. :: jonathan herreros

«En Gobela hay que estar muy atentos en todas las acciones»

  • carlos pouso, entrenador de la UDL

  • La UD Logroñés se enfrenta mañana al primero de los dos partidos seguidos fuera de casa. Juega contra el Arenas de Getxo, invicto en su feudo

El conjunto blanquirrojo está preparando a fondo el partido de mañana frente a un Arenas que ha formado un equipo con intención de estar arriba, en el ya mítico campo de Ibaiondo, que ha cambiado su fisonomía desde el año 2004 y es un moderno polideportivo con campo de fútbol y canchas para otras actividades deportivas.

Carlos Pouso lo conoce bien y sabe de las dificultades que entraña este primer encuentro de los dos consecutivos que va a disputar el equipo riojano fuera de casa.

- ¿Qué sensaciones tiene ante este encuentro y en este campo?

- Somos conscientes de la dificultad que vamos a tener en Gobela, un campo complicado por la hierba artificial, porque es un poco más reducido que los habituales, y porque la forma de jugar del Arenas empequeñece más el campo. Un buen rival y un partido francamente complicado.

- El Arenas parece inexpugnable en este campo...

- La verdad es que el año pasado y esta temporada así lo han demostrado. Y han pasado equipos de enjundia por ahí. Vamos avisados de que si no hacemos las cosas como Dios manda, traeremos una derrota.

-¿Qué tiene Gobela para que todos los equipos ponderen las dificultades que tiene puntuar ahí?

- Yo que he conocido el antiguo Gobela, el de ahora me parece una jaula. Han hecho un polideportivo con campo, piscinas en el mismo terreno donde estaba antes sólo el campo. Ha quedado reducido, con paredes por fuera, que hace que el juego sea más rápido, porque estás jugando como en un frontón. El Arenas es muy aguerrido, muy intenso y hay que estar muy atentos en todas las acciones porque no hay un recoge pelotas que pueda perder algo de tiempo o que el balón se vaya por el fondo o la grada. La pelota vuelve enseguida, hay menos pérdidas de tiempo y el juego tiene más viveza que en un campo normal.

- ¿Es importante puntuar mañana ante esos dos partidos fuera de casa?

- Claro. Y si el partido siguiente fuera en casa, también. Hoy he leído que hace más de dos años del fallecimiento de Luis Aragonés, con aquel mítico discurso de 'ganar y ganar y ganar y volver a ganar'. Esto es así, no ha cambiado y después de tantos años esa frase mítica es la realidad del deporte.

- ¿Qué equipo rival piensa que se va a encontrar?

- Un equipo aguerrido, muy solvente en defensa. El Arenas tiene gente en el medio campo con fortaleza, con juego, dos bandas desbordantes y penetrantes y arriba, delanteros francamente buenos para la categoría. El año pasado era un equipo muy fuerte en casa y fuera no tanto. Este año mantiene la fortaleza en casa y busca intentar mejorar los guarismos fuera. Si lo consigue, será un serio candidato al 'play off'.

Responsabilizados

- ¿Cómo está el equipo tras el partido contra el Sestao ?

- Si hubiésemos ganado, estaríamos mejor, pero tampoco hay que rebanarse los sesos con ese tipo de cosas. El fútbol se compone de ilusión y de olvido. Ya hemos olvidado lo anterior, aunque haya sido una ilusión incumplida, y ahora tenemos otra, que es el partido de mañana. Viene al hilo lo que hemos dicho del difunto Luis Aragonés, que no vale de nada lo pasado, que hay que seguir adelante y volver a ganar. Los jugadores están bien, muy responsabilizados porque saben lo que nos jugamos todos y creo que si tuviésemos más puntos, estaríamos mejor. Pero como nos lo tenemos hay que intentar sacarlos en lo que queda. Lo pasado no vuelve. No vale volverse locos. Bastante me vuelvo yo y me despierto muchas noches y no pego ojo. A ellos vamos a dejarles tranquilos.

- ¿Qué pudo pasar para que el equipo bajara tanto su rendimiento después de la primera media hora ante el Sestao?

- Pues que en la primera media hora tuvimos seis ocasiones claras y no materializamos. Ellos tampoco es que arriesgaran mucho. En el segundo tiempo estuvimos premiosos, con balón, pero con poca chicha. Y cuando nos metieron el gol estuvimos mucho más agresivos, jugando más, también en función del reloj y del marcador. Corrimos más riesgos y terminamos francamente bien, con varias ocasiones antes de la definitiva. Lo que hay que hacer es materializar. El día del Bilbao Athletic, de seis ocasiones metimos cinco y el domingo, de siete sólo fuimos capaces de anotar uno.

- Parece que el equipo ha mejorado sus prestaciones en la parte de atrás...

- Los rivales nos están haciendo menos, pero ya dije hace unos días que el fútbol es equilibrio. Si te centras mucho en defensa y pierdes solvencia en ataque... Yo creo que el otro día estuvimos parecido de bien en defensa que en Baracaldo y mejor en ataque. El Sestao vino más replegado, no jugó en función nuestra. Los rivales no vienen a darte facilidades sino a crearte problemas. Eres tú el que tiene que solventarlo. No somos tan grandes como el Madrid o el Barça y tenemos que estar bien para ganar los partidos.

- El final fue intenso. ¿Por qué no se vivió la misma intensidad antes?

- Los chicos lo intentan y lo tienen claro, pero a veces no pueden porque el rival lo impide. Esto es un juego pero también es competición y el rival no está para darte facilidades. Y tú lo intentas, pero no siempre puedes. Es como cualquier trabajo. Tú no vas siempre a trabajar con el mismo ánimo y no se sabe por qué. En fútbol, los chavales tienen una idea, y a veces pasan cosas diferentes. ¿Que hay que ser más fuertes? Sí. ¿Que hay que jugar todos los partidos como los últimos veinte minutos? También. Y lo vamos a intentar, pero no es fácil de conseguir.

- Hay momentos en que el centro del campo blanquirrojo no participa. El balón pasa por encima. No sale jugado desde atrás...

- En este aspecto, el Barcelona ha hecho mucho bien al fútbol, porque ha sido un soplo de aire fresco, algo completamente diferente, pero también ha hecho mucho mal a los pequeños, porque hay gente que piensa que todo el mundo puede hacer lo mismo. Cuando Piqué da un pase diagonal a Neymar, que lo hizo ayer varias veces cuando estaba apretado, y si lo hace Pazó a Thaylor, es un pelotazo. Los dos pases son iguales, un pase largo en diagonal que ha existido toda la vida en fútbol. ¿Quieres que implique a Miguel en un rondo en mi área con paredes? Considero que a nuestro nivel el riesgo es demasiado grande para el beneficio que vamos a obtener de esa jugada, que es sacar el balón jugado. ¿Y si la pierdes? Al final eso transmite nerviosismo, inseguridad y pienso que en nuestra grada tampoco la gente lo llevaría bien. O llegar a la línea de fondo, como ha hecho el Barcelona, ahora menos, y volver hasta la propia portería para no perder el balón. Eso en el Bernabéu o en San Mamés no se entiende y te llevas una gran pitada.

- Lo importante es sacar el partido adelante...

- Cada estilo es diferente y tú intentas llevar el partido a tu estilo. Y cuando no te sale bien, los comentarios son de que no sabemos a lo que jugamos. El Barça, el día del Celta, no sabía tampoco a lo que jugaba. Siempre que palmas, ese es el comentario. Que no hace falta que lo diga la gente, es que lo pienso yo también. ¿Qué somos, carne o pescado...? Es la pregunta que nos hacemos los entrenadores a diario, pero es algo que está dentro del fútbol. Cómo se sale adelante..., entrenando, trabajando, perseverando, acompañándote los resultados y cogiendo confianza. Es una presión que va apareada a tu trabajo y por eso te pagan. El fútbol sería una profesión maravillosa si no hubiese partidos los domingos, pero eso no sería fútbol. La gente paga para verte jugar los domingos, no para verte entrenar. ¿Te imaginas a Messi que no juegue los domingos, con lo que gana? La gente paga para vernos ganar, jugar muy bien. A veces lo consigues y a veces, no.