La Rioja

Recoger los puntos de Las Gaunas

vídeo

Carlos Pouso desgrana la labor que quiere encomendar a cada hombre en el entrenamiento y los jugadores blanquirrojos se aprestan a realizarlas. Hoy tienen la ocasión de hacer buenos los consejos del técnico en cada sesión / Sonia Tercero

  • Ante el segundo equipo menos goleado del grupo, los blanquirrojos quieren mantener su idilio con el gol en Las Gaunas y seguir ganando

  • La UD Logroñés busca sumar su cuarto triunfo consecutivo en casa ante un Sestao necesitado

En plena campaña de la recolección de la uva en toda La Rioja, en Las Gaunas, la UD Logroñés se apresta a recoger lo que le toca en la competición, los tres puntos del partido que va a disputar ante el Sestao River a partir de las 18.00 horas .

Pero mientras que los racimos de uva se deshacen al contacto con el corquete, para ir cayendo en los comportones, esta tarde en el estadio tienen que ir cayendo los goles en la portería verdinegra para que la recolección de los puntos sea un hecho al final de los noventa minutos.

El punto conseguido en Lasesarre, a base de un buen balance defensivo, la reacción del equipo en esa faceta lejos de casa, tiene que llevar unida una mejoría en el aspecto ofensivo que ayude al conjunto blanquirrojo a sumar su cuarta victoria consecutiva en Las Gaunas, donde sólo ha cedido un empate, en la primera jornada ante el Leioa.

A nadie se le escapa que el Sestao River es un equipo difícil de batir. De hecho, aunque figura en el decimoctavo puesto de la clasificación, con siete puntos, y sólo ha empatado dos partidos y ha perdido otros dos en Las Llanas, fuera de casa se presenta como el conjunto menos goleado del grupo, con sólo dos tantos encajados, en Toledo y Baracaldo. Una victoria y dos empates jalonan sus logros en los cuatro desplazamientos realizados hasta el momento. Sólo tiene cuatro goles en su haber y ha encajado cinco en lo que se lleva de temporada. Se prevé por tanto, un encuentro en el que el gol va a tener un precio muy alto.

Por eso, en el seno de la UD Logroñés se quiere asegurar, una vez más, el balance defensivo y, a partir de ahí, como siempre ha dicho Carlos Pouso, «buscar el equilibrio necesario para conseguir el triunfo y los puntos. Hemos de seguir en la línea de no encajar, de ser sólidos, pero siendo también capaces de generar en la portería rival y de hacer buenas las ocasiones que se nos presenten a lo largo del partido».

Durante esta semana, Carlos Pouso ha ido realizando diferentes movimientos en lo que puede ser un once inicial en el que se vaya a buscar de forma directa el camino del gol.

Así, el técnico blanquirrojo ha probado variantes a lo que viene siendo el esquema del equipo , con la idea de tener mayor pegada. De hecho, aunque todo queda en una especulación, en esta ocasión podría empezar el partido con dos referentes en la punta de ataque. Mendi y Juanfran se postulan como los estiletes del ataque blanquirrojo parad intentar echar abajo la muralla que va a formar el Sestao River delante de su portería. Ese cambio de fórmula llevaría consigo la pérdida de un hombre en el centro del campo, que quedaría compuesto por Adrián León y Chevi, que serían los encargados de romper el ataque rival y de intentar subir el balón, por el centro o buscando las bandas, donde estarían Thaylor por la derecha y Reguilón por la izquierda.

También puede haber un cambio en la defensa, porque Caneda, Amelibia, junto a Pastor, aunque están convocados como el resto de la plantilla, han llevado una semana diferente a la de sus compañeros.

De ese modo, Julio Rico podría entrar en el once inicial en el centro de la defensa, donde estuvo jugando ayer en el partidillo del sábado, cuyas formaciones suelen verse reflejadas los domingos en los partidos. Rico y Pazó conformaron el dúo central por delante de Miguel bajo los palos. Salvador y Paredes mantendrían sus puestos un domingo más.

Por su parte, el conjunto sestaotarra llega a Logroño con la intención de puntuar de nuevo lejos de Las Llanas, tras la derrota cosechada en casa ante el Arenas la semana pasada. Jon González suele mantener a sus hombres del bloque defensivo, máxime cuando no puede contar ni con Tarantino ni con Magdaleno, dos recambios importantes en el equipo, que están lesionados.

En la zona de control y creación seguirán Rubio y Martín, mientras que podrían darse cambios en los puestos de ataque, porque cuenta con varios hombres de reconocido prestigio, como Azkorra, Toril o Güemes, que aún no han goleado y que pueden ser de la partida inicial.