La Rioja

La muralla verdinegra llega a Las Gaunas

Un jugador del Sestao avanza con el esférico en su partido frente al Arenas de Getxo. ::
Un jugador del Sestao avanza con el esférico en su partido frente al Arenas de Getxo. :: / Pedro Urresti
  • El Sestao River sólo ha perdido en Toledo, aunque vive en posiciones de descenso, con 7 puntos

El Sestao River figura en el decimoctavo puesto de la clasificación, con solamente siete puntos en su haber, a cuatro de la UD Logroñés, a la que se va a medir en Las Gaunas este domingo a partir de las 18.00 horas. Sin embargo, no se puede pensar que el club sestaotarra es un equipo fácil de batir. Mucho menos, cuando juega lejos de su estadio de Las Llanas, donde no ha podido aún conseguir la victoria, con dos empates y dos derrotas en los partidos que allí ha disputado. Fuera de casa parece que se transforman los de Jon González, porque sólo han perdido en Toledo, en la segunda jornada, ante el equipo que ahora manda en la clasificación cuando se han disputado ya ocho partidos.

El conjunto verdinegro se muestra como un grupo muy compacto, muy difícil de sobrepasar y que hace buenos los goles que marca para sumar. Tras perder en Toledo, por la mínima, ganó en Zamudio por 0-2 y después ha empatado a un gol en Baracaldo y sin goles en Albacete.

Ha sumado un total de cuatro tantos en estas ocho jornadas, de los que tres han sido lejos de Las Llanas. Dos en Zamudio, gracias a Yanis Rahmali, su máximo goleador con dos dianas, y de Mikel en propia puerta. El otro tanto conseguido fuera de casa lo ha marcado Josu Santamaría en el empate con el Barakaldo en Lasesarre. En contra, Navar de Haro, el meta con el que cuenta desde la segunda jornada el técnico sestaotarra, sólo ha encajado el tanto de Barakaldo, ya que el de Toledo lo encajó Galder Uriarte y los otros tres se los han marcado en Las Llanas, el Athletic B y el Arenas (2), en la última jornada.

El técnico verdinegro, Jon González, nacido en Sestao y jugador del equipo a lo largo de su trayectoria futbolística, llegó a la dirección técnica del equipo en octubre del año pasado, tras la salida de Félix Sarriugarte. Lo hizo formando tándem con Txus Pinedo. Tras esa primera campaña, el club decidió renovar su compromiso para esta nueva temporada. González ya dijo en su presentación que su prioridad no era la de «hacer una grandísima temporada con el objetivo de marcharme. Primero quiero asentarme, crecer como entrenador y luego ya veremos, pero pensando sólo en el Sestao».

Y eso es lo que está intentando realizar en este inicio liguero, en el que la muralla verdinegra ante su portería está haciendo muy difícil derrotarle.

Apenas ha realizado cambios en la parcela defensiva, donde destaca la presencia de Ander Gago, jugador que fue de la Unión Deportiva Logroñés, en el lateral derecho de la formación. En el medio tampoco ha cambiado prácticamente la colocación de sus hombres y es en la zona de ataque donde ha utilizado a todos los que, a priori, tienen capacidad de golear.

Yanis y Etxaburu son casi fijos en las bandas, mientras que para los puestos del centro ha maniobrado con Santamaría y Barrenechea en los últimos choques, pero también con hombres como Azkorra, Toril o Güemes. Hasta el momento, les va mejor lejos de Las Llanas que en su propio feudo e intentarán mantener la estadística en Las Gaunas.