La Rioja

Caneda y Amelibia trabajaron en el gimnasio por precaución

  • No estuvieron todos los jugadores blanquirrojos en la sesión preparatoria de ayer, aunque no hay lesionados ante el partido contra el Sestao

El entrenamiento del miércoles dejó a los jugadores blanquirrojos César Caneda y Jon Ander Amelibia tocados, por dos golpes sufridos en la fase final del mismo, aunque ambos finalizaron la sesión sin dar señales de tener problemas.

Ayer, a la hora de iniciar la jornada, Caneda se dolía de un golpe en el cuello y Amelibia de otro en el gemelo, por lo que ambos pasaron directamente a realizar ejercicios de recuperación en el gimnasio.

Caneda se marchó pronto, mientras que Amelibia estuvo presenciando el trabajo de sus compañeros en el banquillo. Se espera que ambos puedan estar hoy a disposición del entrenador para realizar el trabajo previsto para esta jornada. Por su parte, Fran Pastor, que había vuelto a entrenarse con sus compañeros el miércoles, aguantó toda la sesión sin mayores contratiempos.

Un entrenamiento en el que el balón volvió a ser el protagonista, con ejercicios de diversa índole en el que el control, el pase, los movimientos de los jugadores y el remate fueron la clave del mismo.

Las llegadas en superioridad y el trabajo defensivo en inferioridad numérica llevó buena parte de la sesión. Carlos Pouso, en todo momento, pidió intensidad a sus hombres, la que deberán tener en el partido del domingo ante el Sestao.