La Rioja

Un rival directo por el ascenso

El Barakaldo empató en el último partido en Lasesarre, con el Sestao River, hace dos jornadas. :: Borja Agudo
El Barakaldo empató en el último partido en Lasesarre, con el Sestao River, hace dos jornadas. :: Borja Agudo
  • La UD Logroñés se las ve este domingo con un Barakaldo que quiere subir

La UD Logroñés se desplaza este domingo (18.00 horas) al estadio de Lasesarre, difícil campo para cualquier equipo que se enfrente al Barakaldo, un equipo con enorme solera y que, 37 años después, quiere conseguir de nuevo militar en la Segunda División del fútbol español.

Porque los gualdinegros están apostando por el ascenso desde que, el año pasado, se hicieron con David Movilla para el puesto de entrenador. El técnico de Romo llegó al conjunto fabril procedente del Leioa, al que había ascendido a Tercera y a Segunda B. En la campaña 2015/16 el equipo cuajó grandes partidos y sólo cedió el liderato en la última jornada de Liga en beneficio del Madrid-Castilla. Era uno de los favoritos para el ascenso, y este año vuelve a serlo, porque ha realizado una serie de cambios que le fortalecen y le dan posibilidades de ser incluso más favoritos. Cuentan con la base de la campaña anterior y han incorporado jugadores de mucho valor, aunque en la primera jornada perdieron a un referente como es Alain Arroyo, por lesión.

El equipo de David Movilla es duro, rápido y potente. Sus jugadores son solidarios, juegan todos para todos, ejercen una fuerte presión en todo el campo y su juego vertical y directo siempre lleva aparejado un enorme peligro, lo que hace difícil la respuesta de los equipos rivales. Sobresalen algunas individualidades, como las del guardameta Irazustabarrena, procedente del Real Unión; Cerrajería en el centro del campo, y un ataque en el que Yurrebaso y Vitoria, fichado del Burgos y al que Movilla ya tuvo en el Leioa hace unos años, son jugadores referentes por el centro, con Alberto, David Martín e Ito Delgado por las bandas aportando velocidad.

Sin embargo, lo mejor del juego de este equipo está en el bloque. Todos los jugadores se mueven muy coordinados por el esquema de juego que propone su técnico y que les da cierto margen de superioridad sobre sus rivales.

El equipo funcionó casi a la perfección en la pasada temporada. En la actual, con los cambios en cada línea y algunas novedades que no han terminado de adaptarse totalmente, los de David Movilla llevan unos guarismos muy parecidos a los de la UD Logroñés en casa. Han sumado en Lasesarre dos victorias (Toledo y Zamudio) y un empate (Sestao Ríver), por lo que aspiran a ganar su cuarto partido como locales ante los blanquirrojos. Lejos de su feudo ganaron al Athletic B, empataron con el Arenas en la pasada jornada y perdieron en Socuéllamos y Albacete. Figuran en el noveno puesto de la clasificación, con un punto más que los riojanos, 11.

Números similares

También en lo que son los números, el Barakaldo se parece muchísimo a lo que lleva haciendo la UD Logroñés hasta el momento. Irazusta ha encajado 7 goles, dos menos que Miguel, en los siete partidos disputados, mientras que en al lado opuesto, Ito es el máximo goleador, con 3 dianas, Alberto le sigue con 2, y Arroyo, Garrido, Óscar y Vitoria han sumado un tanto cada uno para llegar a los nueve que alcanza el bloque.

Ito no es titular habitual, pero siempre suma y hace crecer al equipo cuando sale. Por otro lado, también han contado en este inicio liguero Galán (Portugalete), Juaristi (Amorebieta), Garrido (Socuéllamos) e Iriondo (Real Unión). Y esta semana ha fichado el uruguayo Maximiliano Amondarain (Elche-Ilicitano) para reforzar la defensa.