La Rioja

RESULTADO PARA CREER

Saltaba la UDL al césped de Las Gaunas con un dibujo diferente al habitual, 4-4-2, con Juanfran y Espina para presionar la salida de balón de los leones. Emulando las costumbres del Cholo Simeone en el Calderón, Carlos Pouso utilizó a un centrocampista en banda derecha, un acierto porque Chevi recibiendo por dentro le dio al equipo el aire necesario.

El Bilbao Athletic por su parte mostraba un dibujo muy poblado en el centro del campo con la intención de hacerse con la posesión del esférico y manejar así el tempo del partido. Lo consiguió por momentos hasta que Sergio Reguilón con una carrera de corazón le dijo a Las Gaunas «aquí estoy yo». Póquer de goles. Abrió el marcador y allanó el camino blanquirrojo con dos goles de falta que quizás no hacían justicia a lo visto en el terreno de juego pero que se necesitaban más que el comer. Para creer y mirar hacia arriba.

Podemos analizar el partido con lupa y quizás el encuentro de ayer no fuera tan bueno, pero no es el momento, ahora toca ser resultadistas, mirar la clasificación y ver que estamos a un punto del Barakaldo, nuestro próximo rival. No estamos tan mal.

Lo que no nos gusta se lo diremos a Carlos Pouso en el oído. A mí no me gusta la pareja de centrales. El equipo recibe muchas ocasiones (tres balones a la madera) y muchos goles (otros tres, nueve en siete partidos). Hay que seguir mejorando y buscar la solidez de la que se hizo gala la temporada pasada, solidez que nos da Adrián León, el que nunca falla. Desde estás líneas un pequeño homenaje a su esfuerzo y solidaridad.

No quiero terminar mi columna de hoy sin pegar un toque de atención a los socios, entre los que me incluyo. Ayer hubo mejor ambiente que las jornadas precedentes y el equipo lo nota. Somos el jugador número 12 y el domingo en Barakaldo tenemos una oportunidad de oro para demostrarlo. Yo me apunto. ¿Y tú?