La Rioja

SEGUNDA DIVISIÓN B

Renovación necesaria

Asier Villalibre celebra un gol con el filial rojiblanco. :: b. aguado
Asier Villalibre celebra un gol con el filial rojiblanco. :: b. aguado
  • El Athletic acudirá a Logroño con un equipo joven que aspira a regresar a Segunda División

«No le doy más vueltas a la finalización porque eso es cuestión de confianza», decía Cuco Ziganda, entrenador del Athletic, tras empatar frente al Arenas de Getxo en Lezama. «Estamos aquí para mejorar todos», sentenciaba.

La reflexión es de un técnico que dirige a un grupo que es cuarto en la clasificación después de sumar once puntos en los seis primeros partidos y presentar una balance goleador positivo de cinco tantos. Ha encajado tres y ha marcado ocho. Más allá del gol, el navarro encara su sexta temporada en el filial de Ibaigane con el reto de ir formando a una nueva camada de jugadores y, si es posible, regresar a Segunda División, categoría que perdió el 1 de julio.

El Athletic B afrontó una profunda remodelación de su plantilla al acabar la pasada campaña. Concluía un ciclo. Muchos de sus jugadores aprovecharon el escaparate de la Liga 123 para comenzar aventuras lejos de Lezama. Así, el Athletic apenas mantiene una decena de futbolistas del pasado ejercicio. Desde Juvenil han ascendido los mejores rojiblancos y de otros puntos cercanos han llegado jugadores en ocasiones veteranos con el fin de equilibrar al equipo en saber estar sobre el césped.

«No les he visto jugar esta temporada, pero sé que han subido a muchos chicos jóvenes de las categorías inferiores y que han cambiado la forma de jugar. Le gusta tener el balón, pero su fútbol es ahora más directo, en busca de segundas jugadas. Segunda y Segunda B son categorías muy diferentes», indica Jon Ander Felipe, portero de la UDL que pasó los últimos once años en Lezama.

Formar. Es el gran reto. Formar y nutrir de futbolistas al primer equipo ya que su mercado es muy acotado. Los cachorros sólo han perdido un partido en este ejercicio y han sumado siempre cuando han viajado. Aviso para la UD Logroñés, que no obstante, tampoco conoce la derrota como local. Duelo de cifras que sólo pueden mantenerse si ambos firman un empate que nadie da por bueno antes del compromiso. «Yo creo que el Athletic que vamos a ver en Logroño es un equipo que quiere el balón y que va a buscar la circulación rápida para que nos cansemos. Cuco sabe sacar muy bien lo mejor de cada chaval», apunta el cancerbero, que no oculta que el partido es «especial» para él. «Han sido muchos años en el Athletic, pero el domingo quiero ganar el partido», recuerda.

Los chavales de Cuco Ziganda han ganado en Zamudio (1-3) y Sestao (0-1), mientras que han firmado tablas en Albacete (0-0) ante otro de los aspirantes a jugar el play off de ascenso. Bien sea por la juventud, bien por su poder físico, el once de Lezama se siente más a gusto en el campo a medida que avanza el partido. Seis de sus ochos goles los ha anotado en el segundo periodo y tres de esos seis, en los últimos quince minutos. Asier Villalibre, con dos tantos, es su máximo exponente.

Bien es verdad, también, que dos de los tres goles encajados se encuadran en la última media hora de compromiso. Arman marcó para el Zamudio en el minuto 67 e Ito para el Barakaldo, en el minuto 74. Sólo tres equipos le han logrado marcar: los mencionados y el Arenas.