La Rioja

SEGUNDA DIVISIÓN B

El peor inicio fuera de casa

La peor racha, de seis partidos (campaña 10/11), finalizó en Irún. :: d.v.
La peor racha, de seis partidos (campaña 10/11), finalizó en Irún. :: d.v.
  • Por primera vez, la UD Logroñés pierde los tres primeros partidos lejos de Las Gaunas

  • En sólo siete ocasiones, el conjunto blanquirrojo ha sumado una racha de tres o más partidos perdidos a domicilio de forma consecutiva

logroño. No está siendo bueno el inicio de la temporada, para la UD Logroñés, sobre todo lejos de Las Gaunas. Las tres derrotas consecutivas dejado al equipo en la decimosegunda plaza del Grupo II tras seis jornadas. En los siete años anteriores, solamente en la primera campaña, el conjunto blanquirrojo tuvo un inicio peor que el actual, aunque solamente perdió dos partidos fuera de casa. Las dos victorias y el empate cosechados en Las Gaunas hacen que los riojanos figuren en la mitad de la tabla y se mantengan a la expectativa para ir escalando posiciones si mejoran en su juego y en sus resultados.

De cualquier forma, no es la primera vez que la UD Logroñés cumple tres partidos consecutivos fuera de casa sin puntuar. Esa racha negativa de tres choques o más, se ha dado a lo largo de varias temporadas, con muchos nervios en aquellos momentos, aunque luego dieran con el equipo en posiciones altas de la tabla clasificatoria. En la primera temporada, con Josip Visnjic al mando, no se dio ninguna racha tan negativa fuera de casa. El equipo finalizó en la novena posición, con 54 puntos.

Fue en la campaña 10/11, cuando peor se le dio al equipo blanquirrojo jugar lejos de Las Gaunas. Seis partidos sin sumar hicieron que al final no se pudiera llegar a los puestos de privilegio. Desde la tercera jornada hasta la decimotercera, sólo se perdió. Desde el 12 de septiembre hasta el 14 de noviembre, jugar fuera era sinónimo de derrota. Visnjic lo sufrió en cuatro partidos, siendo destituido. Pellicer, en uno y Nacho Martín, que fue quien cogió las riendas del equipo, en otro más, antes de ganar. Al final, la UD Logroñés fue sexta, con 63 puntos en su haber, por lo que la racha negativa se vio sujetada por los triunfos en Las Gaunas.

En la temporada 11/12, tampoco se puntuó fuera desde el 13 de noviembre hasta el 15 de enero. Fueron siete jornadas, de la decimotercera a la vigésima, sin sumar un solo punto y lo sufrieron Martín y Pepe Calvo en el banquillo. La temporada concluyó con la UD Logroñés en la quinta posición, con 60 puntos.

Dos rachas de tres perdidos

En la 12/13, dos rachas, una con Pepe Calvo, de tres partidos, poco antes de ser destituido, y la otra con Raúl Llona en el tramo final. El equipo riojano quedó en la decimocuarta posición, la peor de la historia, con 42 puntos.

Raúl Llona aguantó toda la temporada 13/14 y tuvo otras dos rachas de tres derrotas lejos de Logroño, una al principio, entra la cuarta y la octava jornadas, y la otra, mediada la competición, entra la decimoséptima y la vigésima. Con mucho esfuerzo se consiguió llegar al final a los 46 puntos, para ser undécimos en la tabla.

En la etapa con Carlos Pouso como técnico, solamente una mala racha, en su primer año, aunque fue de cuatro partidos, entre la decimosexta y la vigésimotercera jornadas, durante los meses de enero y febrero. Fue un mal momento del equipo, que supo resarcirse para acabar la temporada en el cuarto lugar, con 66 puntos y jugar por primera vez el 'play off' de ascenso. Mientras, en la pasada campaña, en la que el equipo calcó la posición, cuarta, y los puntos, 66, no hubo ninguna racha de las mencionadas. Es más, la UD Logroñés jugó mejor y sumó más puntos lejos de Las Gaunas que en su feudo.

Ahora el equipo lleva los tres partidos, en Fuenlabrada, Toledo y Zamudio, sin puntuar, pero la historia dice que no es decisivo, ni mucho menos, para el resultado final, y, sobre todo, si la mencionada racha se produce en los primeros compases de la campaña, todavía con 32 partidos por delante.

En cualquier caso, en el partido del próximo 9 de octubre, en Baracaldo, la UD Logroñés tendrá la oportunidad de empezar a enmendar esta situación.