La Rioja

Pouso dirige a sus hombres en un entrenamiento.
Pouso dirige a sus hombres en un entrenamiento. / JONATHAN HERREROS

«Tenemos que ganar al Zamudio para quitar ansiedad»

  • Carlos Pouso Entrenador de la UDL

El técnico blanquirrojo está animado, pero es cauto, sobre todo cuando se le da a su equipo como claro favorito para ganar un partido. Y es que son muchas las circunstancias que se pueden dar en el compromiso de esta tarde en Zamudio. No quiere la más mínima confianza, porque las victorias siempre son caras. Y aunque la UD Logroñés juega contra el colista, nadie tiene el partido ganado sin bajarse del autobús.

¿ Todo preparado para conseguir la primera victoria fuera de casa?

Hay que intentarlo. Cuanto antes lo consigamos, menos ansiedad tendremos. Todos estamos igual de necesitados. Hay que mantener la calma.

Parece que ante el colista, si ganas no has hecho nada especial, y si pierdes, es una debacle...

Es algo ya sabido. Pero nosotros desde dentro no miramos la clasificación. Cuando analizo a mis rivales y me desplazo a verles, no miro la clasificación. Tampoco variamos mucho la forma de jugar si nos enfrentamos al líder o al colista, sobre todo ahora que van cinco jornadas. En el análisis del rival hay que ser humildes, para ver sus virtudes y contrarrestarlas, y si tiene defectos, incidir sobre ellos y tratar de sacar el máximo rendimiento

En Górliz jugaron ambos equipos. ¿Puede valer de algo?

Nos hemos visto, pero ahí no nos hemos conocido. En un amistoso ambos hacemos cosas que a la hora de la verdad son diferentes. Vamos a ver si ahora, con el mejor equipo que preveamos, somos capaces de sacar el compromiso adelante.

El Zamudio lleva cinco partidos y cero puntos...

Yo estoy seguro de que no van a acabar la Liga con cero puntos. Al que le quite puntos va a tener un drama, y mañana (por hoy) jugamos nosotros. No le doy por descendido, ni le doy como campeón al que va primero. Con los puntos que tiene el líder en este momento en nuestro grupo, tiene media de más de ochenta puntos, y nadie va a llegar a eso. Nosotros, si hacemos la media que tenemos en este momento, no jugaríamos el 'play off', porque con 50 ó 52 puntos no nos llegaría. Yo estoy convencido de que nosotros vamos a sumar más puntos y de que nadie va a superar los ochenta.

¿Quién le preocupa más del conjunto vizcaíno, Arman o De Gregorio, que son sus goleadores?

Me preocupan todos. Son buenos jugadores. Tienen un equipo muy digno. Lo sorprendente es que no lleven ningún punto. Se les ha escapado algún partido en pequeños detalles. Pero es que eso nos ha pasado a nosotros también en Toledo o Fuenlabrada. Son momentos y hay que aprovechar los buenos y superar cuanto antes los malos.

¿Algún descarte?

En principio, Sergio Reguilón no está recuperado del tobillo. Pastor y Rico no están todavía con confianza, aunque ambos van a viajar. Y tenemos que lamentar el fallecimiento del padre de Javier Eraso, delegado del equipo, al que ayer mismo le dimos mucho ánimo.

El equipo ha ido a más. ¿Se pueden seguir extendiendo los buenos momentos de juego de cada partido?

Yo creo que encuentros completos de noventa minutos, no sólo con nosotros, sino con el Barça y otros, se ven pocos. Es como en los toros, donde no suelen darse en cada corrida las seis orejas. Estar bien el máximo número de minutos en cada duelo es lo que buscamos todos, pero no es fácil.

¿Contento con el trabajo defensivo y de ataque?

Yo siempre estoy en estado permanente de alerta. Creo que tenemos que mejorar. Los equipos entrenan para mejorar, y si no lo hacen, es que no entrenan bien. Soy un eterno inconformista y me gusta reconocer las cosas. Estamos todavía en fase de desarrollo. No me conformo con lo que vimos el domingo, y los chavales tampoco. Todos somos conscientes de que lo podemos y lo debemos hacer mejor.

Félix Revuelta ha mostrado su plena confianza respecto del cuadro técnico y los jugadores...

La relación con Félix no es perfecta, es idílica. Tengo reverencia por Félix, por lo que ha hecho y por lo que tiene en proyecto hacer. Porque yo le creo. Lleva poniendo dinero una serie de años y sigue con ilusión. A mí me tiene ganado. Me puedo considerar hasta su amigo. Eso no quita para que si el equipo va mal, me pueda decir que seguimos siendo amigos, pero que ya no seré su entrenador. Yo, en lo que Félix Revuelta esté y quiera contar conmigo, no me voy a mover de aquí, y sabéis que este año he tenido posibilidad es de romper mi contrato. Yo estoy contento aquí y mi idea es continuar. Ahora mismo no me planteo otra cosa que ganar al Zamudio.

Ese es el reto del momento...

El reto que tenemos marcado ahora mismo es el de ganar fuera de casa. A ver si somos capaces, conscientes de que no va a ser nada fácil, de que el Zamudio no nos va a dar ninguna facilidad. Y el reto siguiente será el de encadenar una tercera victoria. Pero hay que empezar por ganar al Zamudio y a partir de ahí, y de esos pequeños retos, seguir creciendo.