La Rioja

fútbol

Sin solución

Sin solución
  • Una inoperante UDL cae ante el colista con dos errores en la primera mitad

  • Pouso recurrió a Adrián León como delantero mediada la segunda mitad en una decisión que sonó a desesperada

Gazituaga parecía un buen destino para que la UDL inaugurara el casillero de victorias como visitante de la temporada. El del Zamudio era un campo en el que otros ya habían sacado tajada antes y la situación de colista del conjunto vizcaíno añadía presión a los locales y parecía beneficiar los propósitos de los blanquirrojos.

Sin embargo, Pouso y los suyos se dieron de bruces con una realidad bien distinta y más oscura y la UDL sumó una nueva derrota lejos de Las Gaunas. El resultado fue tan claro como esclarecedor de lo que pasó sobre el terreno de juego, con un Zamudio que marcó sin acumular demasiadas ocasiones pero que vivió una tarde tranquila y provechosa, frente a un equipo riojano que comenzó relativamente bien pero que volvió a caer en definitivos errores defensivos y mostró una incapacidad clara para encontrar la meta rival.

Los blanquirrojos comenzaron controlando el juego, con el balón en su poder pero sin amenazar la portería rival. El Zamudio esperaba sin demasiados problemas atrás y esperaba que, en alguna ocasión suelta, llegara su oportunidad. Y apareció en el minuto 29 gracias a Paredes, que se complicó innecesariamente la vida en la salida de balón y permitió que Urigüen marcara el primero para los locales tras regatear a Caneda y sortear a Miguel Martínez de Corta. Inesperado jarro de agua fría para los visitantes y otra vez a intentar nadar contra corriente, algo que ha quedado demostrado que no se le da demasiado bien esta campaña.

Los minutos posteriores al tanto vizcaíno fueron de incertidumbre para los de Pouso que, sin embargo, pretendían arreglar el desaguisado con un gol antes del descanso que devolviera las tablas y que dejara la segunda mitad para logros mayores.

Pero, de nuevo, los deseos de la UDL se convirtieron en pesadillas en un nuevo error de marca en el córner que estaba llamado a cerrar la primera parte. Ander Garmendia hizo el segundo para el colista en un remate claro y sin oposición en el minuto 46.

El panorama no podía ser más desalentador para los riojanos. El respiro del paso por los vestuarios debía convertirse en un punto de inflexión para los de Pouso si querían sacar algo positivo de su visita a Gazituaga. No fue así. Por el contrario, si el técnico con sus cambios ni los propios jugadores encontraron soluciones a su mala tarde ante un contrario que disfrutaba con una inesperada, por lo cómoda, victoria ante uno de los supuestos gallos de la categoría.

Ante la falta de recursos, el entrenador blanquirrojo optó por una solución táctica que sonaba a idea desesperada, sobre todo porque todavía quedaban 25 minutos de partido. Colocó a Adrián León en el centro de la delantera en busca de que aprovechara su físico para cazar algún gol. Cierto es que la UDL acumuló en estos minutos sus ocasiones más claras, pero mal panorama pinta si éste es el remedio a los males goleadores logroñeses.

El gol no llegó y el Zamudio festejó el triunfo ante una UDL con un futuro oscuro ante la próxima visita del filial del Athletic y el viaje para enfrentarse al Barakaldo.