La Rioja

Carles Salvador debutó con nota en la posición de lateral derecho de la UDL fernando díaz
Carles Salvador debutó con nota en la posición de lateral derecho de la UDL fernando díaz

UNO A UNO

MEJORÍA GENERAL

La mejoría que experimentó el equipo en la matinal de ayer hizo que los jugadores mantuvieran un ritmo superior al de otras jornadas, aunque también se vivieran algunos momentos de cierta zozobra en el segundo tiempo. Todo se arregló y superó con el definitivo tanto que dejó el partido visto para sentencia. Los jugadores blanquirrojos van aumentando sus prestaciones.

Continúa siendo un seguro bajo los palos. Ante el Socuéllamos sólo tuvo un leve error que le obligó a tirar el balón a córner tras escapársele en un remate contrario. Seguro en los blocajes por abajo y sobre todo en los balones altos a la olla, en los que se hizo prácticamente con todos los que llegaron a su área de influencia. Es decisivo para mantener al equipo seguro de sí mismo.

Era una de las incógnitas y su entrada en la banda derecha salió bien. Dio el pase del primer gol con un centro con la izquierda y se sumó en ocasiones al ataque, sin olvidarse de su parcela. Estuvo muy encima de Quique, un jugador con mucho peligro, al que apenas le dejó tocar algún balón. Muy bien su primer partido en esa posición.

Se empieza a ver la versión de un jugador de calidad, seguro en la parcela y con la experiencia que le dan unos galones que le hacen ser muy difícil de sobrepasar cuando está bien. Ayer, sin muchos agobios, se mostró como es, sobrio, seguro y controlador en el área.

Muy seguro atrás, en su zona, donde no dejó hacer en ningún momento al delantero centro rival. Tranquilo, sin nervios, pero llegando siempre antes que los contrarios a los balones que podían llevar cierto peligro. Incluso se fue al ataque y en un córner estuvo cerca de marcar de cabeza. Su remate cruzado salió fuera por poco.

Ya se parece al hombre que deslumbró el año pasado por la banda. Se asoció muy bien con Reguilón en esa franja e incluso llegó con fuerza en varias fases del partido para colocar algún centro. No dejó que entrara nadie por su lado

No tuvo su día el extremo blanquirrojo en el partido en que regresaba al once inicial. Buscó a su par en el primer tiempo para hacer daño por la banda, pero después se fue viniendo abajo. Demasiado individualista en algunas acciones en las que acabó perdiendo el balón. Tiene ganas y ansia y eso puede que le perjudique en su forma de jugar.

Una vez más se mostró superior en la recuperación de balones en el centro del campo. Ocupa mucho terreno y rompe el juego de los rivales con cierta facilidad. Ayer fue como una muralla para los socuellaminos. En el primer tiempo se asoció muy bien con Muneta. En el segundo, empeoró esa unión y lo notó el equipo a la hora de salir al ataque, manteniendo la superioridad en el plano defensivo.

Durante la primera parte recuperó su condición de líder del equipo en el centro del campo. Bajó a recibir y trabajó en la parcela para recuperar el balón y sacarlo jugado. En el segundo tiempo fue perdiendo su condición de dominador y se le vio más cansado y retraído a la hora de jugar el balón.

Marcó un gol de los de estar ahí, en la posición en la que se ubicó en este encuentro. Jugó como extremo y tuvo de todo. No es su posición idónea, pero ayer desarrolló su trabajo con acierto en el primer tiempo. Una patada por detrás hizo que le atendieran sobre el césped y que bajara, a partir de ahí, su rendimiento. Fue sustituido en el segundo periodo.

Se asoció bien en el primer tiempo junto a Mendi en el trabajo ofensivo del equipo. Se llevó varias veces a su marcador y estuvo bien en los centros. Se fue diluyendo al cambiar de posición, pero llegó perfecto al centro de Javi Rey para lanzar un gran disparo que dio lugar al segundo y definitivo gol de la tarde.

Muy trabajador de principio a fin, hasta que fue sustituido, pero le falta la tranquilidad necesaria para llevar a buen puerto todo el esfuerzo que realiza. Se le nota ansioso por marcar. Ayer tuvo tres ocasiones en las que pudo hacerlo, pero no encontró portería o el guardameta rival le desvió el disparo.

Le tocó actuar en la banda derecha en un momento en que el equipo no estaba generando juego. Pegado a la banda no puede ejercer su mayor dominio sobre el balón. Ayer le tocó sacrificarse y tampoco estuvo mal. Fue quien dio el pase a Javi Rey tras robar el balón en el segundo tanto.

Salió con ganas de agradar y fue un auténtico revulsivo para el ataque blanquirrojo. Dio el pase a Pablo Espina para que marcara el segundo tanto en una contra y se fue de la defensa en otra jugada en la que su pase atrás no pudo ser aprovechado. Estuvo poco tiempo en el campo pero se notó su presencia.

No tuvo mucho tiempo para mostrarse en el campo, pero dejó varias acciones en las que dejó ver que la velocidad y el trabajo para el equipo son una constante en su juego. Ahogó la salida del balón en el centro de la defensa rival y se mantuvo como único referente en la zona de arriba.