La Rioja

fútbol | SEGUNDA DIVISIÓN B

«Cuando no se gana es lógico que se dude absolutamente de todo»

Carlos Pouso diserta con sus hombres tras un entrenamiento en el campo de hierba natural del Mundial'82 . :: díaz uriel
Carlos Pouso diserta con sus hombres tras un entrenamiento en el campo de hierba natural del Mundial'82 . :: díaz uriel
  • carlos pouso, entrenador de la UDL

  • El técnico blanquirrojo espera que el equipo adquiera la confianza necesaria para dar su mejor nivel sobre el terreno de juego

La derrota de Toledo dejó a la UD Logroñés en una situación delicada en la tabla. Va a disputar el próximo partido desde el puesto de promoción de descenso. Carlos Pouso aboga por la solvencia atacante y la confianza en el propio equipo para salir adelante y empezar a mejorar posiciones y sobre todo resultados. Sobre esa base giraron ayer los comentarios del técnico blanquirrojo.

- Quinta jornada y cuatro puntos. ¿Puede la presión sobre el equipo?

- Está claro que estamos deficitarios en puntos. A mí me gustaría, aunque tuviera una peor posición, haber sumado más puntos. Presión tenemos todos y más cuando no ganamos.

- La primera parte en Toledo fue buena. ¿La continuidad es el objetivo ahora?

- Completar y jugar así todo el partido, porque lo que nos pasó en la segunda parte fue curioso. Estuvimos muy erráticos, con fallos no forzados, perdimos balones que durante la primera parte no habíamos perdido. Y le dimos opciones a un rival que teníamos tocado. A un contrario de la calidad del Toledo, cuando lo tienes tocado hay que rematarlo. Se suele decir que el que perdona la acaba pagando y eso fue lo que pasó.

- Algunos aficionados piensan ya que estamos camino de un 'annus horribilis' pero una victoria ante el Socuéllamos lo puede cambiar todo...

- Hay dos tesituras. Unos te van a decir que lo que mal empieza mal acaba, y otros, que esto no es como empieza, sino como acaba.

- Usted suele decir que 'mal que no mejora empeora'.

- Es que no hay otra. No hay que engañar a nadie, no me gusta. Prefiero decir las cosas como son.

- ¿Puede venir esta desazón de que en los dos años anteriores se comenzó muy fuerte?

- Las comparaciones son odiosas, pero también son inevitables. Hemos cambiado mucho más, nos tenemos que adaptar a un grupo nuevo... Todo tiene su intríngulis, pero, independientemente de eso, el primero que reconoce que algo no hemos hecho bien, soy yo, que soy el culpable.

- ¿Por dónde se puede empezar a aplicar el margen de mejora?

- En todo. El equipo tiene que ser más compacto, ser más bloque, y trabajamos sobre ello. No tengo duda en eso. Estamos trabajando mucho, pero a lo mejor lo estamos haciendo en una dirección equivocada...

- Lo que extraña es que su equipo siempre ha sido muy fuerte en defensa. Este año no termina de aplicarse en ese aspecto.

- Al final esto es un equipo y es como el que tiene una manta corta. Si te tapas la garganta, te destapas los pies, y al contrario. Tenemos que empalmar esa manta y ser más solventes en ataque para defender menos. Y cuando defendamos, hacerlo con más sobriedad, con más seguridad y con más contundencia. El otro día el equipo generó ocasiones, algo que para mí era un déficit. También es cierto que hemos hecho demasiado hincapié en temas ofensivos y hemos dado cosas por sabidas en defensa. Trabajamos la táctica como siempre, pero igual hemos cambiado cosas al tener diferentes hombres. Me preocupa, porque llevamos ya dos meses juntos.

- Estos días está trabajando a fondo el trabajo asociativo en el césped...

- El fútbol es un deporte de asociación. Yo creo que al equipo no le falta nada a nivel físico, técnico o táctico. Es un tema de confianza y a partir de la confianza todo mejora. Y cómo se consigue la confianza, con resultados. Y los resultados, con más confianza. Tenemos que mejorar en eso, no tengo ninguna duda.

- Contra el Majadahonda costó mucho jugar en el segundo tiempo...

- Estamos jugando a unas temperaturas fuera de lugar. Ojalá fuera todo tan fácil de solucionar como un problema físico. Pero cuando no ganas, es lógico que alrededor se dude absolutamente de todo, de lo físico, de lo técnico, de lo táctico, de que no se entrena, de que no se trabaja el balón parado, de que nos hemos equivocado en los fichajes, de que el entrenador saca a los que no debe, de que todo está mal planificado, de que hay algún follón en la caseta, que no lo hay, porque es lo normal cuando un equipo no gana. Es que el otro día sonaron las alarmas en Barcelona porque les ganó el Alavés y ya no valía nada lo hecho... Se enfadaron y lo pagó el Celtic.

- ¿Cree que este mal inicio pueda estar generando ansiedad?

- Los jugadores esperaban empezar mejor. No es mi sensación, es la de todo el mundo. Queremos ganar, tenemos ilusión. Entiendo que haya run run... No entiendo que hayan destituido a Iñaki Alonso o Fran Yeste, con nuevos proyectos recién empezados. En mi caso, si me tienen que destituir, lo entendería. Dos años con la miel en los labios del ascenso, y ahora no hemos empezado bien. Yo estoy más visto, la gente se cansa de siempre lo mismo...

- Pero eso no ha pasado...

- No, pero las críticas no van sólo sobre mí, y eso es lo que no entiendo tampoco. Porque también se extienden a la junta directiva o al dueño, que lleva poniendo pasta un montón de años. Antes de ser un motivo de desunión, el que se va a marchar va a ser Carlos Pouso. Y llegar a un arreglo con Félix va a ser muy fácil. Ya ha habido un representante que ha ofrecido un entrenador. Juanjo Guerreros le contestó que había total confianza en Carlos Pouso. Mi representante eso no lo haría nunca, pero sucede.

- ¿Cómo están los jugadores?

- Julio Rico y Fran Pastor son bajas por sus lesiones. Julio ha intentado correr un poco y se le ha cargado la zona. Espero que estén para la semana que viene. Pero esas son más cosas de Vicente Elías o de José Miguel Martín que mías.

- Viene el Socuéllamos, el mejor equipo de Ciudad Real. ¿Cómo lo ve?

- Ciudad Real es una provincia que siempre ha tenido equipos de solvencia y solera. Han bajado por problemas equipos como el Manchego, el Puertollano... Éste club tiene un patrocinador solvente y hace las cosas bien y con gusto. El año pasado quedó tercero y jugó el 'play off'. Es un equipo bien armado, que sabe a lo que juega, con velocidad por fuera, con un delantero como Diego que lo conozco del Lleida, en Olot el año pasado, y gente con experiencia, como Jacinto, que es el jefe en la defensa, y un buen portero. Un equipo serio y un difícil rival, que no nos va a regalar nada. Estamos en una categoría en la que subir es muy difícil y han estado cerca, como nosotros.

- ¿Alguna queja por jugar por la mañana?

- Nosotros habitualmente entrenamos por la mañana. No es lo mismo, pero no será por falta de costumbre. A mí me gusta jugar el domingo y a las cinco de la tarde, pero en este caso hay que intentar no coincidir con la pelota, los toros, el teatro, las barracas, el balonmano... No se puede acertar con todo.