La Rioja

«No se nos escapa ningún tren»

Carlos Pouso da una cariñosa palmada a Rico, cuando se retiró lesionado. :: c. rojo
Carlos Pouso da una cariñosa palmada a Rico, cuando se retiró lesionado. :: c. rojo
  • El técnico insiste en que su equipo debe mejorar y admite que hay ansiedad en el vestuario. Ahora le toca a él gestionar esta situación

  • Carlos Pouso Entrenador de la UDL

Las ruedas de prensa postpartido no suelen ser agradables cuando el equipo pierde. Siempre se habla más a gusto de victorias. Pouso sigue hablando de males, pero no sabe cuándo podrá eliminarlos

¿Qué valoración hace del partido?

Que debemos mejorar. Todos queremos arrancar mejor de lo que lo hemos hecho. Y es evidente que nosotros debemos mejorar. Por esta derrota no nos podemos volver locos. Pero las distancias todavía no son definitivas. No está claro quién va a ser el campeón, y creo que el resto de puestos tampoco. Acaba de empezar todo. Además, con estos calores el fútbol parece amistoso. No estamos todavía con la chispa adecuada. Pero ninguno. Es lo que yo percibo de los partidos que he visto. Estamos la mayoría bastante espesos.

¿Es esa falta de chispa la responsable de que su equipo no pueda aún hacer 90 minutos completos?

No. Hay un rival, unos condicionantes, como la alta temperatura. Que no es poner una disculpa. Es como escudarse en el árbitro y cosas así. Que no. Lo que único que puedo hacer yo es corregir esas cosas que no están bien. Trabajar más para darle más continuidad a nuestro juego. Hemos estado mejor que otros días, pero es cierto que el inicio de esa segunda parte es que a todos nos ha dejado raros: pérdidas absurdas, con el campo en mal estado, y nos hemos acabado de meter en un problema. Hay que jugar más largos, que no quiere decir más directos. No podemos dar pases tan cortos porque con uno nos acaban apretando a dos nuestros. Jugando así eres ineficaz. No somos el Barça para asociarnos de la mejor forma. Pero todo esto va en nuestro debe. Y no es disculpa ni justificaciones. Es solo la puta realidad.

¿Cómo de largo o de corto es el margen de mejora del equipo?

Para mí espero que muy grande. Ahora, no me digas en qué plazo porque tendría que consultarlo con una bola de cristal. Lo que no vamos hacer es rendirnos y dejar de trabajar, y agachar la cabeza y tirar la toalla. Somos conscientes, todos los que estamos ahí dentro, que tenemos que hacerlo mejor y que encima tenemos posibilidades de hacerlo mejor. Y muchas ganas, además. No tengo ninguna duda sobre esta cuestión.

Chevi acaba pareciendo el metrónomo de todo, pero su físico le aguanta una parte. ¿Lo ve usted así?

No me gusta entrar en valoraciones personales y menos después de una derrota. Chevi es humano, como todos los demás. Y tiene momentos buenos y malos. Por eso no puedo estar de acuerdo de que si Chevi juega bien el resto juega bien y al revés. Hemos jugado bien con Chevi y sin él; y hemos jugado mal con él y sin él. Y me ha parecido que ha hecho un partido correcto, pero como muchos de los que han estado sobre el terreno de juego. Pero cuando hay una derrota es lógico que algo hemos hecho mal. Y soy yo el primero que lo reconoce para ponernos a trabajar más si cabe, poner los errores encima de la mesa y solucionarlos cuanto antes. Pero no es fácil comprender lo que nos ha pasado en la segunda parte. Esos pases tan erráticos, uno tras otro mal. Así que el partido se ha puesto un poco correcalles y el Toledo le ha sabido sacar mejor rendimiento. Y eso que después del gol y con uno menos hemos sabido dar la cara. Es cierto que hemos arriesgado y en alguna contra nos podían haber matado, pero era lo que teníamos que hacer.

¿Está Mendi afectado por un punto de ansiedad excesivo para las alturas de temporada en la que nos encontramos?

Ansiedad tenemos todos. Y lo digo como lo siento, no creo que tenga más ansiedad que la que tiene Fran, o todo el mundo. Somos conscientes de la ilusión que tenemos, que es ganar cada domingo. Sí que es cierto para un delantero marcar es importante, pero creo que el rato que ha estado lo ha hecho bien, y el remate se le ha ido por muy poco. Ya acertará. Debemos tener confianza y paciencia con ellos. Cuando estás en un mal momento, que no salen los resultados, se genera un poco de desconcierto. Pero ganas dos partidos seguidos y será otra historia. De momento no se nos escapa ningún tren.