La Rioja

MÁS DEFECTOS QUE VIRTUDES

Pues fuera de casa, tampoco. Esta UD Logroñés no es la del año pasado. Eso ya se sabía, si bien se presumía que era mejor. No lo dicen los números. Una victoria en tres partidos. Insuficiente para quien quiere aspirar a algo más, aunque la cabeza del pelotón se ve al final de la recta. Seis puntos separan al Leoia, primero, de la UD Logroñés. ¿Demasiados? Quizá, pero el trayecto aún es muy largo.

Que no funciona la UDL es un secreto a voces. Que necesitaba tiempo, también. Diez semanas es tiempo suficiente para culminar un 'primer mes' de cuatro partidos con algo más que un empate y una victoria y dos derrotas.

Defensivamente es éste un bloque que sufre en todos los partidos. Su imagen está lejana a la de aquel de la pasada campaña. Ofensivamente, no marca goles. Al menos los suficientes para ganar partidos. Es el gran déficit que ni Carlos Pouso ni la economía blanquirroja han sabido borrar de sus cuentas hasta la fecha. Y para ganar es necesario marcar. Y si sólo eras capaz de anotar un gol por partido, estás obligado a no encajar. Esta máxima se cumplió ante el Rayo Majadahonda y se sumaron los puntos.

Carlos Pouso dio continuidad a su once, salvo por la ausencia de Javi Rey. El gol es cuestión de todos, pero hasta la fecha sólo lo es de Pablo Espina, el único blanquirrojo que ha marcado en Las Gaunas, y Javi Rey. Ninguno de sus delanteros se ha estrenado. Y uno u otro juegan en cada partido. Tampoco lo hicieron en Copa.

Las comparaciones siempre son odiosas, pero esta UDL suma cuatro puntos en la cuarta jornada; la anterior sumaba nueve en otros tantos partidos y únicamente había perdido en Ferrol. No se ganan torneos en agosto ni se pierden, pero agosto reparte puntos. Y septiembre. Este mes suele ser complicado. Si se atraganta, octubre se hace muy cuesta arriba. Más allá de los marcadores, a este equipo le cuesta genera fútbol. Mantiene muchos defectos del pasado año (algunos los ha incrementado) y ha perdido virtudes. Por no hablar de lesiones. Andaba renqueante Pastor y ha terminado por lesionarse. y Julio Rico, también.